Quantcast

¿Por qué existe el terrorismo?

¿Por qué existe el terrorismo?

El terrorismo está en tu inconsciente

Osho,

Han pasado 40 años desde que terminó la segunda Guerra Mundial, y esta 'paz' parece que está en peligro debido al terrorismo. ¿Podrías por favor comentar por qué se está produciendo ahora el terrorismo?

“Todo está profundamente relacionado con todo lo demás que sucede. El caso del terrorismo está ciertamente relacionado con lo que está sucediendo en la sociedad. La sociedad se está derrumbando. Su orden antiguo, la disciplina, la moralidad, la religión, se ha encontrado que todo tiene una base equivocada. Ha perdido su poder sobre la consciencia de la gente.

El terrorismo simplemente simboliza que la destrucción de seres humanos no importa, que no hay nada en los seres humanos que sea indestructible, que todo es materia y no puedes matar la materia, sólo puedes cambiar su forma. Una vez que el hombre es llevado para ser solamente una combinación de materia y no se concede lugar al ser espiritual dentro de él, entonces el matar se convierte en un simple juego.

Las naciones son irrelevantes debido al armamento nuclear. Si todo el mundo puede ser destruido en pocos minutos, la alternativa sólo puede ser que todo el mundo debería estar unido. Ahora no puede permanecer dividido, la división es peligrosa porque la división se puede convertir en guerra en cualquier momento. La división no puede tolerarse. Una sola guerra es suficiente para destruirlo todo, y no le queda mucho tiempo al hombre para entender que deberíamos crear un mundo donde no exista ninguna posibilidad de guerra.

“El terrorismo tiene muchas corrientes ocultas. Una de ellas es que debido a las armas nucleares, las naciones están volcando su energía en este terreno, pensando que las armas antiguas están pasadas de moda. Están pasadas de moda, pero las personas pueden empezar a utilizarlas. Y no puedes utilizar armas nucleares contra las personas, sería simplemente estúpido. Un terrorista lanza una bomba; eso no justifica que un misil nuclear deba lanzarse.

“Lo que quiero enfatizar es que el arma nuclear ha dado a las personas cierta libertad para usar armas, una libertad que no era posible en épocas anteriores porque los gobiernos también usaban las mismas armas.

“Ahora los gobiernos están concentrados en destruir las armas antiguas, en tirarlas al mar, en venderlas a países que son pobres y no pueden pagar armas nucleares. Y todos esos terroristas vienen de esos países pobres, con las mismas armas que han sido vendidas a sus países. Y tienen una extraña protección: no puedes usar armas nucleares contra ellos, no puedes tirarles bombas atómicas.

“Pueden lanzar bombas contra ti y repentinamente eres impotente. Tienes una gran cantidad de armas atómicas, bombas nucleares en tus manos, pero a veces donde un alfiler es útil, la espada puede no servir para nada. Puede que tengas la espada, lo que no significa que necesariamente estés en una mejor posición que el hombre que tiene el alfiler porque hay propósitos en los cuales sólo sirve el alfiler, la espada no será útil.

“Aquellas pequeñas armas del pasado se fueron acumulando y los grandes poderes tuvieron que disponer de ellas o arrojarlas al mar... Y eso significaba tanto dinero, tanto trabajo humano, tanta energía que se ha desperdiciado, era económicamente desastroso. Pero seguir almacenándolas también era económicamente imposible. ¿Cuántas armas puedes reunir? Existe un límite. Y cuando encuentras una nueva forma de matar a la gente más eficazmente, entonces simplemente tienes que deshacerte de la anterior.

“Se pensó que sería mejor venderlas a los países pobres. Los países pobres no pueden crear armas nucleares, cuestan demasiado. Y estas armas venían muy baratas, las aceptaban como una ayuda, pero esas armas no podían utilizarse en una guerra. En una guerra, este tipo de armas ya no son útiles. Pero nadie había visto la posibilidad de que estas armas puedan ser utilizadas individualmente, y un nuevo fenómeno, el terrorismo, pueda surgir de ello.

“Ahora un terrorista tiene un extraño poder, incluso por encima de los grandes poderes. Puede lanzar bombas a la Casa Blanca sin ningún miedo porque lo que tienes es demasiado grande y no puedes arrojárselo a él. ¡Y éstas son las armas vendidas por ti! Pero no se había pensado en este fenómeno porque la psicología humana no se entiende.

“Mi opinión es que la forma en que ha vivido, el hombre necesita una guerra cada diez o doce años. Acumula tanta ira, tanta rabia, tanta violencia, que nada menos que una guerra puede liberarle. Así, la guerra después de la guerra, sólo hay una interrupción de diez a quince años. Esa interrupción es una especie de relajación. Pero, nuevamente empiezas a acumular porque la sicología está funcionando, los mismos celos, la misma violencia.

“Y el hombre es básicamente un cazador; no es vegetariano por naturaleza. Primero se convirtió en  cazador y durante miles de años solamente comía carne, el canibalismo prevalecía por todas partes. Comer a los humanos capturados de la tribu enemiga contra la que estabas luchando, era perfectamente ético. Todo esto se lleva en el inconsciente de la humanidad.

“Las religiones han impuesto cosas en el hombre muy superficialmente: su inconsciente no está de acuerdo. Cada hombre está viviendo en desacuerdo consigo mismo. Por eso, cada vez que puede encontrar una oportunidad para una buena causa, la libertad, la democracia, el socialismo, cualquier palabra hermosa puede convertirse en el paraguas para esconder su horrible inconsciente que simplemente quiere destruir y disfrutar de la destrucción.

“Ahora la guerra mundial se ha vuelto casi imposible, de otra forma, no habría habido terrorismo. Ya ha pasado suficiente tiempo desde la segunda guerra mundial: la tercera guerra mundial debería haber sucedido alrededor de 1960. Pero no ha sucedido. Ésta ha sido la rutina durante toda la historia y el hombre está programado para ello.

“Los psicólogos han observado que en tiempos de guerra la gente es más feliz que en tiempos de paz. En tiempos de guerra la vida es intensa, en tiempos de paz parecen estar aburridos. En tiempos de guerra, temprano en la mañana van a buscar el periódico, escuchan la radio. Puede que las cosas estén ocurriendo muy lejos, pero se sienten nerviosos. Algo en ellos siente una afinidad.

Una guerra que debería haber ocurrido en algún lugar entre 1955 y 1960 no ha ocurrido y el hombre está cargado con el deseo de matar, con el de deseo de destruir. Solamente quiere un buen  nombre para ello.

“El terrorismo va a ser cada vez más grande porque la tercera guerra mundial es casi imposible; Y los políticos estúpidos no tienen otra alternativa. El terrorismo simplemente significa que lo que se ha estado haciendo a escala social, ahora debe hacerse a escala individual. Irá en aumento.

“Puede prevenirse solamente si cambiamos la base misma de la comprensión humana, lo cual es una tarea de titanes, y aún más porque esta misma gente que quieres cambiar luchará contra ti, no te permitirán que los cambies fácilmente.

“De hecho, les encanta el derramamiento de sangre, no tienen el valor de decirlo.

En una de las novelas existencialistas hay un incidente muy bello, y casi se puede decir que es real.

“Un hombre es llevado ante un tribunal porque ha matado a un desconocido que estaba sentado en la playa. Nunca había visto antes al desconocido. No lo mató por dinero. Y sigue sin saber qué aspecto tenía porque lo mató por la espalda, justo con un gran cuchillo. No se conocían, no era un asunto de    enemistad. Ni siquiera eran conocidos, no se habían visto la cara.

“El magistrado no podía entenderlo y preguntó al asesino: “¿Por qué lo hiciste?”.

“Él dijo: “Cuando asesiné a ese hombre con un cuchillo y brotó la sangre de su espalda, ese fue uno de los momentos más hermosos que he conocido. Sé que el precio será mi muerte, pero estoy dispuesto a pagarlo, valió la pena. He vivido toda mi vida aburrido, sin emoción, sin aventura. Finalmente, tenía que decidir hacer algo. Y este acto me ha hecho famoso en todo el mundo, mi fotografía está en todos los periódicos. Y me siento perfectamente feliz de haberlo hecho”.

“No hacía falta ninguna prueba. El hombre no lo negaba; por el contrario, lo glorificaba. Pero el tribunal tiene su propio procedimiento rutinario: aún así, los testigos tendrían que aparecer, no solo su palabra podía ser aceptada. Podría estar mintiendo, podría no haber matado a aquel hombre. Nadie lo vio, no había ni un solo testigo ocular, por eso la policía tuvo que presentar pruebas circunstanciales.

“Una de ellas era que posiblemente este hombre había matado de acuerdo con su vida anterior y sus antecedentes. Cuando era joven, su madre murió. Y cuando oyó que su madre había muerto, el dijo: “¡Mierda! Esa mujer no me dejará ¡aunque se esté muriendo! Es domingo y he reservado entradas para el teatro con mi novia. Pero sabía que haría cualquier cosa para arruinar mi día, y lo ha arruinado”.  

“Su madre había muerto y él decía que ¡le había echado a perder el domingo! Iba a ir al teatro con su novia y ahora tenía que ir al funeral. Y las personas que escucharon su reacción se quedaron conmocionadas. Dijeron: “Esto no está bien, ¿qué estás diciendo?”.

“Él dijo: “¿Cómo? ¿Qué es lo que está bien y qué es lo que está mal? ¿No podía haber muerto cualquier otro día? Hay siete días en la semana, de lunes a sábado. Podría haber muerto cualquier día. Pero no conocen a mi madre, yo la conozco. ¡Es una zorra! Lo hizo a propósito”.

“La segunda prueba fue que asistió al funeral y por la noche lo encontraron bailando con su novia en una discoteca. Y alguien dijo: “¡Qué?¡ ¿Qué estás haciendo? Tu madre acaba de morir”.

“Él respondió: “¿Y qué? ¿Ahora quieres decir que nunca más podré volver a bailar? Mi madre nunca volverá a estar viva, seguirá muerta, entonces ¿qué importa si bailo seis horas, ocho horas, ocho semanas u ocho años después? ¿Qué importa? Ella está muerta. Y tengo que bailar, y tengo que vivir y tengo que amar, a pesar de que haya muerto. Si todo el mundo dejara de vivir por la muerte de su madre, con la muerte de su padre, entonces no habría baile en el mundo, no habría canciones en el mundo”.

“Su lógica es muy correcta. Está diciendo: “¿Dónde trazas la línea de demarcación? ¿Después de cuántas horas puedo bailar? ¿Doce horas, catorce horas, seis semanas? ¿Dónde vas a trazar la línea? ¿Sobre qué base? ¿Cuál es el criterio? Entonces eso no importa. Una cosa cierta: cuando quiera bailar, estaré bailando después de la muerte de mi madre, así es que he decidido bailar hoy. ¿Para qué esperar a mañana?”.

“Estas pruebas circunstanciales se presentaron al tribunal, que era un hombre extraño, capaz de un acto de ese tipo. Pero si miras de cerca a este pobre hombre, no sentirás enfado hacia él, te sentirás muy compasivo. Ahora, no es culpa suya el que su madre haya muerto; y en cualquier caso, tiene que bailar algún día, no hay diferencia. No puedes culpar a este hombre por decir cosas desagradables: “Murió deliberadamente el domingo para estropear mi alegría” porque toda su experiencia vital debe haber sido en que ella una y otra vez le echaba a perder cualquier posibilidad de alegría. Esta fue su última conclusión: “No me va a dejar en paz ni en el día de su muerte”.

“Y no puedes condenar al hombre por matar a un extraño... porque no es un ladrón, no se llevó nada de él. No es un enemigo, ni siquiera vio quién era el hombre al que estaba matando. Simplemente estaba aburrido de la vida y quería hacer algo para sentirse famoso, importante. Se siente feliz porque todos los periódicos tienen su foto. Si hubieran publicado su foto antes, no habría matado, pero esperaron,  hasta que matara no iban a publicar su foto. Y quería ser una celebridad... solamente simples deseos humanos. Y estaba preparado a pagar con su vida para llegar a ser conocido en todo el mundo, reconocido por todos, al menos por un día.

“Hasta que cambiemos el fundamento básico de la humanidad, el terrorismo se va a convertir más y más en un asunto normal, un asunto de todos los días. Ocurrirá en los aviones, en los autobuses. Empezará a ocurrir en los automóviles. Comenzará a ocurrir a los extraños. Alguien aparecerá de repente y te disparará, no porque le hayas hecho algo, sino solamente porque el cazador ha regresado.

“El cazador estaba satisfecho en la guerra. Ahora la guerra se ha detenido y quizá no hay ninguna posibilidad para ello. El cazador ha vuelto, ahora no podemos luchar colectivamente. Cada individuo tiene que hacer algo para aliviar su propia presión.

“Las cosas están interconectadas. Lo primero que hay que cambiar es que el hombre debería ser más alegre, lo cual ha sido eliminado por todas las religiones.

“No se atrapa a los verdaderos criminales. Ellos son las víctimas, los terroristas y otros criminales. Los verdaderos criminales son las religiones porque han destruido todas las posibilidades de regocijo. Han destruido la posibilidad de disfrutar de las pequeñas cosas de la vida, han condenado todo lo que te proporciona la naturaleza para hacerte feliz, para hacer que te sientas animado, para que te sientas contento.

“Se lo han llevado todo y si no han sido capaces de llevarse algunas cosas es porque están profundamente enraizadas en tu humanidad, como el sexo, por lo menos, han sido capaces de envenenarlo.

“En mi opinión, Friedrich Nietzsche es uno de los grandes videntes del mundo occidental; sus ojos realmente penetran hasta la raíz del problema. Pero porque otros no pudieron verlo, sus ojos no eran tan penetrantes ni su inteligencia tan aguda, el hombre vivió solo, abandonado, aislado, sin amor, sin respeto.

“Él dice en una de sus declaraciones que el hombre ha sido adiestrado por las religiones para condenar el sexo, para renunciar al sexo. La religión no ha podido manejarlo y el hombre lo ha intentado arduamente, pero ha fracasado porque está profundamente enraizado en su humanidad, esto constituye todo su cuerpo. Nace del sexo, ¿cómo podría librarse de él si no es cometiendo un suicidio? Por eso, el hombre lo ha intentado y las religiones le han ayudado a liberarse de él, se han usado miles de disciplinas y estrategias. El resultado final es que el sexo está allí, pero envenenado. Esta palabra envenenado es de una percepción tremenda. Las religiones no han sido capaces de apartarlo, pero ciertamente han tenido éxito al envenenarlo…

“Y la situación es la misma en otros aspectos: las religiones están condenando que vivas con comodidad. Ahora, un hombre que esté viviendo con comodidad y lujo no puede convertirse en un terrorista. Las religiones han condenado la riqueza y han alabado la pobreza; ahora, un hombre que es rico no puede ser un terrorista. Solamente los “bendecidos” que son pobres, pueden ser terroristas porque no tienen nada que perder y están agitados contra la sociedad porque los demás tienen cosas que ellos no poseen. Las religiones han tratado de consolarlos.

“Pero después llegó el comunismo, una religión materialista, que provocó a la gente diciéndole: “Sus antiguas religiones son el opio del pueblo, y no es por sus actos maléficos en esta vida o en vidas pasadas que están sufriendo la pobreza. Es por la explotación maléfica de los burgueses, por los que son demasiado ricos es que están sufriendo”.

“La última frase del Manifiesto Comunista de Carlos Marx es: “Proletarios del mundo entero, únanse; no tienen nada que perder y tienen todo el mundo para ganar”. “Ya son pobres, están con hambre, desnudos, ¿qué pueden perder? La muerte no los hará más miserables de lo que la vida les está haciendo. Entonces, por qué no aprovechar la oportunidad y destruir a toda esa gente que les ha quitando todo. Y recuperen esas cosas y distribúyanlas.

“Con lo que las religiones, de alguna manera, han estado consolando a la gente, aunque era algo ingenioso y era una mentira, pero mantenía a la gente medio dormida,  fue que de repente el comunismo les hizo tomar conciencia.

“Esto significa que el mundo ahora no va a estar nunca en paz si no retiramos todas las ideas podridas que han sido implantadas en el ser humano.

“La primera son las religiones, sus valores deben ser retirados para que el hombre pueda volver a sonreír, pueda volver a reír, pueda alegrarse nuevamente, pueda ser natural otra vez.

“Segundo, lo que el comunismo está diciendo tiene que explicarse a la gente claramente, esto    sicológicamente es incorrecto. Estás cayendo en una trampa tras otra. No hay dos hombres iguales; de ahí que la idea de igualdad sea una tontería. Y si decides ser igual, entonces tienes que aceptar la dictadura del proletariado. Eso significa que tienes que perder tu libertad.

“Primero la iglesia se llevó tu libertad, el dios se llevó tu libertad. Ahora el comunismo reemplaza a tu iglesia y se llevará tu libertad. Y sin libertad no puedes alegrarte. Vives atemorizado, sin alegría. Si podemos limpiar el sótano del inconsciente de la mente humana... y eso es mi trabajo. Puede limpiarse.

“El terrorismo no está en las bombas, ni en tus manos, el terrorismo está en tu inconsciente.

“De otra forma, tal estado de cosas sólo va a ser más amargo. Y parece que toda clase de gente ciega tiene bombas en sus manos y las está lanzando al azar.

“La tercera guerra mundial habría liberado a la gente durante diez o quince años. Pero la tercera guerra mundial no puede suceder porque si sucede, no aliviará a la gente, solamente la destruirá.

“Así, la violencia individual irá en aumento, está aumentando. Y todos los gobiernos y todas las religiones seguirán perpetuando las antiguas estrategias sin comprender la nueva situación.

“La nueva situación es que cada ser humano necesita llevar a cabo terapias, necesita entender sus intenciones inconscientes, necesita llevar a cabo las meditaciones para que pueda calmarse, para que pueda tranquilizarse y mirar al mundo desde una nueva perspectiva, de silencio.

 

Osho, Más allá de la Psicología, charla # 18.

Para continuar con la lectura, en inglés,  haz click aquí
En la tienda puedes encontrar el  audiolibro
 
 
Puedes leer más citas de Osho en:  Destacados del mundo de Osho
 
Para encontrar más citas de Osho sobre cualquier tema en el que puedas estar interesado, puedes visitar la   Biblioteca Osho Online. Esta biblioteca gratuita contiene más de 225 libros de Osho que se pueden leer en inglés o consultar utilizando palabras clave o frases.