Quantcast

Citas de Osho sobre el miedo

Citas de Osho sobre el miedo

No actúes por miedo

“No actúes de la manera el miedo te hace actuar. Actúa de la manera en que la alegría te hace actuar, no desde el miedo, porque todas las así llamadas religiones están basadas en el miedo. Su Dios no es más que el miedo, y su cielo y su infierno no son más que proyecciones de miedo y avaricia. La frase de Rumi es muy revolucionaria: ‘No actúes por miedo’. Todas las religiones le dicen a la gente, ‘Teman a Dios’…

Todos ustedes han estado viviendo con miedo. Sus relaciones existen con miedo. El miedo es tan abrumador – como una nube grande cubriendo tu vida – que dices cosas que no quieres decir, pero el miedo te hace decirlas. Haces cosas que no quieres hacer, pero el miedo te hace hacerlas. Sólo un poco de inteligencia se necesita para verlo".

Osho, Om Shantih Shantih Shantih: The Soundless Sound, Peace Peace Peace, charla #11

El miedo es la antítesis de la libertad

“Toda persona con la que has entrado en contacto te ha estado imponiendo miedo, porque el miedo es la antítesis de la libertad. Mientras más miedo tengas, menor es la posibilidad de la libertad. Mientras más miedo haya, menor la posibilidad de rebelión.

La sociedad, la iglesia, el estado, todos quieren que estemos en un constante estado de miedo: miedo a lo conocido, miedo a lo desconocido, miedo a la muerte, miedo del infierno, miedo de perder el cielo, miedo de no hacerte un nombre en el mundo, miedo de no ser nadie. Todo el mundo a tu alrededor desde tu mismo nacimiento está creando miedo. Ningún niño nace con miedo. Todo niño nace con libertad, duda, rebelión, individualidad, inocencia: todas grandes cualidades. Pero él es indefenso, dependiente.

Pero cuando creces, puedes ver – puedes tratar de pelar la cebolla capa por capa – cómo los miedos han sido creados en ti, cuan incrédulo has sido, cómo las personas han explotado tu inocencia. El cura no tenía conocimiento de Dios, aún así te engañó y pretendió que él conocía a Dios. No tenía idea del cielo y el infierno, aún así te forzó a temer al infierno, a ambicionar el cielo. Creó codicia, creó miedo. Él mismo es una víctima de otras personas. Ahora puedes mirar atrás: tu padre no era consciente de lo que te estaba enseñando, de lo que te estaba diciendo".

Osho, The Last Testament, Vol. 3, charla #23

Donde quiera que veas algo de miedo, haz justo lo opuesto

“No sigas tus instintos de miedo, porque eso va a hacerte un cobarde. Eso degrada tu humanidad. Es una humillación impuesta por ti mismo. Donde quiera que veas algo de miedo, ponte en contra de él! Un criterio simple: donde quiera que veas que hay miedo, ponte en contra de él y siempre te estarás moviendo, creciendo, expandiéndote, acercándote al momento cuando el ego simplemente se cae, porque todo su funcionamiento existe a través del miedo. Y la ausencia de ego es la iluminación; no es nada más.

No es más que un simple principio: recuerda, todo lo que te vuelve miedoso, temeroso, te da una clara indicación de qué es lo que tienes que hacer. Tienes que hacer justo lo opuesto. No estás para convertirte en un seguidor del miedo, tienes que luchar contra tu miedo. En el momento que decides pelear contra tu miedo, estás en camino hacia la iluminación”.

Osho, From the False to the Truth, charla #26

El miedo es una forma pasiva de ira

“La vida debería estar rodeada de amor, no de miedo. Es el miedo el que crea la ira. Es el miedo el que finalmente crea violencia. ¿Lo has visto? El miedo es sólo una forma femenina de ira y la ira es una forma masculina de miedo. El miedo es una forma pasiva de ira y la ira es una forma activa de miedo. Así que puedes cambiar miedo por ira muy fácilmente, e ira por miedo muy fácilmente.

Yo digo, ‘¡simplemente inténtalo!’. Y se convierte en una revelación incluso para ellos. Si pueden golpear la almohada con verdadera ira ardiente, inmediatamente el miedo desaparece, porque la misma energía gira y se vuelve activa. Estaba inactiva, entonces era miedo. El miedo es la causa básica del odio, el enfado, la violencia”.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 4, charla #7

El miedo es inteligencia, pero puede volverse anormal

“El miedo es natural, la culpa es una creación de los sacerdotes. La culpa está hecha por el hombre. El miedo es inherente, y es muy esencial. Sin el miedo no serás capaz de sobrevivir en  absoluto. El miedo es normal. Es debido al miedo que no pondrás tus manos en el fuego. Es debido al miedo que caminarás por la derecha o por la izquierda, sea cual sea la ley del país. Es debido al miedo que evitarás el veneno. Es debido al miedo que cuando el conductor del camión suena el claxon, tú te quitas del camino.

Si el niño no tiene miedo, no hay posibilidad siquiera de que sobreviva. Su miedo es una medida de protección de vida. Pero debido a esta tendencia natural de protegerse uno mismo- y no hay nada de malo en ello – tienes el derecho de protegerte a ti mismo. Tienes una vida tan preciada que proteger, y el miedo simplemente te ayuda. El miedo es inteligencia. Sólo los idiotas no tienen miedo, los imbéciles no tienen miedo; por ello tienes que proteger a los idiotas, de otra forma se quemarán a sí mismos o saltarán  de un edificio, o se lanzarán al mar sin saber nadar o pueden comerse una serpiente… ¡o hacer cualquier cosa!

El miedo es inteligencia – así que cuando ves una serpiente cruzando el camino, te apartas de su camino. No es cobardía, es simple inteligencia. Pero hay dos posibilidades…

El miedo puede volverse anormal. Puede hacerse patológico. Entonces tienes miedo de cosas por las cuales no hay que tener miedo – aunque puedes encontrar argumentos incluso para tu miedo anormal. Por ejemplo, alguien tiene miedo de entrar a una casa. Lógicamente no puedes probar que está equivocado. Él dice: ‘¿Cuál es la garantía de que tu casa no se caerá?’.

Ahora bien, se sabe que las casas se caen, así que esta casa también puede caerse. Personas han sido machacadas por casas que se caen. Nadie puede dar una garantía absoluta de que esta casa no va a caerse – puede ocurrir un terremoto-¡ todo es posible! Otro hombre tiene miedo: no puede viajar porque hay accidentes de tren. Alguien más tiene miedo: no puede entrar a un coche, hay accidentes de coche. Y alguien más tiene miedo de los aviones…

El miedo puede volverse anormal, entonces es patológico. Y debido a esta posibilidad, los sacerdotes lo han usado, los políticos lo han usado. Todo tipo de opresores lo han usado. Lo hacen patológico, y entonces se hace muy simple explotarte. Los sacerdotes te hacen temer el infierno. Sólo mira en las escrituras, con cuánto disfrute representan todas las torturas, con verdadero gran placer. Las escrituras describen en detalle, con gran detalle, todas y cada una de las torturas”.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 2, charla #2

Cuando el miedo se presenta, eres miedo

“No digas, ‘estoy sintiendo miedo’. Es una forma equivocada de decirlo. No digas, ‘tengo miedo.’ Esa también es una forma equivocada de decirlo. Simplemente di, ‘Soy miedo. En este momento soy miedo’ No crees una división.

Cuando dices, ‘estoy sintiendo miedo’ te estás manteniendo a ti mismo separado del miedo. Estás ahí en algún lugar lejano, y el sentimiento está a tu alrededor.  Esta es la desunión básica. Di, ‘soy miedo.’ Y mira – ¡esto es realmente lo que pasa! Cuando el miedo está ahí, tú eres miedo".

Osho, Unio Mystica, Vol. 1, charla #8

Elige el coraje

“¡Sé que el miedo es natural! Pero no dejes que te atrape. Déjalo a un lado. Sigue adelante a pesar de él. Siempre recuerda: la diferencia entre un hombre valiente y uno cobarde no está en que el hombre valiente no tiene miedo y el cobarde lo tiene, no. Esa no es la diferencia. ¡Ambos tienen miedo en la misma proporción! Entonces, ¿dónde está la diferencia? La diferencia está en que el hombre valiente sigue a pesar del miedo, y el cobarde se detiene debido al miedo. ¡Los dos tienen miedo!

Si puedes encontrar un hombre valiente que no tenga miedo, entonces ¿quién le llamará valiente? Será una máquina, no un hombre. Sólo las máquinas no tienen miedo. Pero no llamas a las máquinas valientes. ¿Cómo puedes llamar  a una máquina valiente? Coraje simplemente significa que algo está pasando a pesar del miedo. El miedo está ahí, el temblor está ahí, pero no está deteniéndote, no estás siendo bloqueado por ello. Lo usas como un trampolín. Agitándote, temblando, pero aún así sigues hacia lo desconocido.

¡Las dos posibilidades existen en cada ser humano! Miedo y coraje. Todo depende del  que escojas entre los dos. Nunca elijas el miedo. Te incapacita. Te paraliza. Te destruye sin darte una oportunidad de resurrección. El coraje también te destruirá, pero esa destrucción es muy creativa; te dará un renacimiento.

El miedo y el coraje, los dos destruyen, pero el miedo simplemente destruye. La semilla simplemente se pudre.  Cuando siembras la semilla del coraje en el barro, entonces también muere, pero no se pudre. Se muere… muere en un nuevo fenómeno. Un brote sale.

El coraje te matará tanto como el miedo, pero el miedo simplemente te matará sin darte una nueva vida. El coraje te dará una nueva vida. Elige el coraje; siempre elige el coraje".

Osho, Walk Without Feet, Fly Without Wings and Think Without Mind, charla #4

El miedo es un derivado del deseo

"¿Qué es el miedo? Primero: el miedo siempre está alrededor de algún deseo. Quieres convertirte en algún hombre famoso en el mundo, entonces hay miedo. ¿Qué tal si no puedes lograrlo?; viene el miedo. Ahora el miedo viene como un derivado del deseo: quieres convertirte en el hombre más rico del mundo. ¿Qué tal si no tienes éxito? Empiezas a temblar; viene el miedo. Posees a una mujer: tienes miedo de que mañana no seas capaz de poseerla, se irá con otro. Todavía está viva, se puede ir. Sólo una mujer muerta no se irá; ella todavía está viva. Sólo puedes poseer a un cadáver; entonces no hay miedo, el cadáver estará ahí. Puedes poseer unos muebles, entonces no hay miedo.

Pero cuando intentas poseer a un ser humano viene el miedo. Quién sabe, ayer no era tuya, hoy es tuya… quién sabe; mañana será de otro. El miedo surge. El miedo surge del deseo de poseer, es un derivado; porque quieres poseer, por ello el miedo. Si no quieres poseer, entonces no hay miedo. Si no tienes el deseo de que quisieras ser esto o lo otro en el futuro, entonces no hay miedo. Si no quieres ir al cielo, entonces no hay miedo, entonces el sacerdote no puede hacerte temer, Si no quieres ir a ningún lugar entonces nadie puede hacerte temer.

Si empiezas a vivir en el momento, el miedo desaparece. El miedo viene a través del deseo. Así que básicamente, el deseo crea el miedo".

Osho, The Heart Sutra, charla #4

La idea del ego crea el temor a la muerte

“¿Tienes miedo a morir? Buda dice: No puedes morir, porque en primer lugar, no eres. ¿Cómo puedes morir? Mira dentro de tu ser, ve profundamente dentro de él. Mira, ¿quién está ahí para morir?, y no encontrarás ningún ego allí. Entonces no hay ninguna posibilidad de morir. Solo la idea del ego crea el miedo a morir. Cuando no hay ego no hay muerte. Eres silencio absoluto, ausencia de muerte, eternidad – no tal como eres, sino como un cielo abierto, sin estar contaminado por alguna idea de “Yo”, de ser; ilimitado, indefinido. Entonces no hay miedo.

El miedo viene porque hay otras cosas. Tendrás que ver entre esas cosas. Y mirando en ellas comenzarás a cambiarlas. Así que por favor, no preguntes como puedes dominarlas o matarlas. No se tienen que dominar, no se tienen que matar. No se pueden dominar y no se pueden matar; sólo se pueden entender. Deja que el entendimiento sea tu única ley".

Osho, The Heart Sutra, charla #4

Permite el miedo

“El miedo tiene su propia belleza, una delicadeza y una sensibilidad en sí misma. De hecho, es una vitalidad muy sutil. La palabra es negativa, pero el sentimiento en sí mismo es positivo. Solo los procesos vivos pueden temer; una cosa muerta no tiene miedo. El miedo es parte de estar vivo, parte de ser delicado, parte de ser frágil.

Así que permite el miedo. Tiembla con él, deja que agite tus pilares, y disfrútalo como una profunda experiencia de excitación. No tomes ninguna actitud sobre el miedo. De hecho, no lo llames miedo; en el momento en que lo llamas miedo has tomado una actitud. Ya lo has condenado; ya has dicho que es algo malo, que no debería estar ahí. Ya estás a la defensiva, escapando, huyendo. De una forma muy sutil te has quebrado. Así que no lo llames miedo.

Esta es una de las cosas más esenciales – dejar de dar nombres a las cosas. Solo mira el sentimiento, su forma. Permítelo, y no le des una etiqueta; permanece ignorante. La ignorancia es un estado tremendamente meditativo. Insiste en ser ignorante, y no dejes que la mente te manipule. No dejes que la mente use el lenguaje y las palabras, etiquetas y categorías, porque esto tiene todo un proceso. Una cosa está asociada a otra, y sigue y sigue.

Sólo mira; no lo llames miedo. Vuélvete temeroso y tiembla; eso es hermoso. Escóndete en una esquina, métete debajo de una manta y tiembla. Haz lo que haría un animal si tuviera miedo. ¿Qué haría un niño pequeño si tuviera miedo? Lloraría. O un hombre primitivo¿qué hará? Se arrodillará y rezará a un dios, lleno de miedo”.

Osho, Above All, Don’t Wobble, charla #4

El miedo es una de las puertas a través de la cual uno entra al propio ser

"Si dejas que el miedo se apodere de ti, se te pondrán los pelos de punta. Entonces por primera vez sabrás qué fenómeno tan hermoso es el miedo. En esa agitación, en ese ciclón, sabrás que todavía hay un punto en algún lugar dentro de ti que es absolutamente intocable. Y si el miedo no puede tocarlo, entonces la muerte no puede tocarlo. Hay oscuridad y miedo por todos lados, con solo un pequeño centro absolutamente trascendental. No es que trates de ser trascendental -  tú simplemente permites que el miedo tome posesión  totalmente – pero de repente te vuelves consciente del contraste.

Así que si el miedo o la ira o la tristeza, o cualquier cosa, ocurren, permítelas. Cierra las puertas y permanece con ello, relájate en ello. Solo compórtate como un niño pequeño quien no ha sido entrenado para etiquetar las cosas, que sólo vive los sentimientos y no tiene pensamientos sobre ellos.

El miedo es una de las puertas por donde uno entra al propio ser. Es una de las cosas más reprimidas. Toda la humanidad, todo el mundo, puede ser dividido en dos tipos: unos reprimen el sexo, los otros reprimen la muerte. La sociedad reprime la muerte o reprime al sexo. En donde quiera que una sociedad exprese el sexo, le pierda el miedo, no lo vea como un tabú, se desinhiba, inmediatamente empieza a suprimir la muerte, inmediatamente, porque la muerte es el polo opuesto. Así que si permites el sexo, la muerte tiene que ser reprimida. Si reprimes el sexo entonces no hay miedo a la muerte, puedes permitirla”.

Osho, Above All, Don’t Wobble, charla #4

El miedo siempre es miedo a lo desconocido

“Tienes que soltar el miedo. Y si es una cuestión de elegir entre el sentimiento interior y el miedo, elige el sentimiento interior. No elijas el miedo. Muchas personas han elegido su religión desde el miedo, así que viven en un limbo. No son ni religiosos ni mundanos. Viven indecisos.

El miedo no va a ayudar. El miedo siempre es miedo a lo desconocido. El miedo siempre es miedo a la muerte. El miedo siempre es miedo a estar perdido. Tienes que aceptar la inseguridad de lo desconocido, lo incómodo y lo inconveniente de lo no familiar, lo extraño. Ese es el precio que uno tiene que pagar por la bendición que le sigue, y nada se puede conseguir sin pagar por ello. Tienes que pagar por ello: de otra forma permanecerás paralizado por el miedo. Toda tu vida se perderá”.

Osho, Yoga: The Science of Living, charla #4

El miedo sólo es una ausencia de amor

Osho, mi vida parece gobernada por el miedo. ¿Puedes ayudarme?

"Te ayudaré, ¡para eso estoy aquí! La vida de todo el mundo, más o menos, está gobernada por el miedo, porque solo hay dos formas de vivir la vida. O bien puede ser gobernada por el amor, o puede ser gobernada por el miedo. Normalmente, a menos que hayas aprendido a amar, está gobernada por el miedo.

Sin amor, el miedo va presentarse inevitablemente. Es sólo una ausencia de amor. No tiene nada positivo; es sólo ausencia de amor. Pero si puedes amar, el miedo desaparece. En el momento de amor no hay siquiera muerte. Sólo hay una cosa en la vida que conquista a la muerte y eso es el amor. Todo miedo está relacionado con la muerte, y sólo el amor puede conquistar a la muerte.

Así que una cosa que quisiera decirte es, no le prestes mucha atención al miedo porque se convierte en auto hipnosis. Si vas repitiendo que vives con miedo, tu vida es gobernada por el miedo, eres dominado por el miedo -  y miedo, miedo, miedo – entonces lo estás ayudando. Toma nota de ello: de que tu vida está gobernada por el miedo: ¡se acabó! Simplemente te enseña que el amor no se ha vuelto todavía tan poderoso para que el miedo desaparezca. El miedo es sólo un síntoma, no es una enfermedad. No hay cura para ello; no hay necesidad. Así que es sólo un síntoma, y es muy útil porque te enseña que no deberías seguir desperdiciando tu vida. Simplemente te está diciendo que ames más.

Así que no hablaré sobre el miedo. Te ayudaré a amar más, y el miedo desaparecerá como consecuencia. Si empiezas a trabajar directamente sobre el miedo lo fortalecerás, porque toda tu atención se enfocará en ello. Es como si alguien estuviera tratando de destruir la oscuridad, y se enfocara, se obsesionara, con la manera de destruir la oscuridad. No puedes destruir la oscuridad porque no está ahí, para empezar. Date cuenta del hecho de que la oscuridad está ahí, y entonces empieza a trabajar en cómo traer luz”.

Osho, Hammer on the Rock, charla #19

Simplemente vuélvete consciente

”Llegas a un punto en el que sabes que tienes miedo, y vienes a entender, ‘Debido a este temor, el amor no puede ocurrirme, así que, está bien, ¿qué puedo hacer?’ El temor está ahí, así que sólo una cosa pasará: no voy a pretender amar. O, le voy a decir a mi amada o a mi amante que ‘es debido al miedo que me estoy aferrando a ti’. En lo profundo  tengo miedo. Seré franco al respecto; no voy a engañar a nadie, ni siquiera a mí mismo. No voy a pretender que esto es amor. Voy a decir que esto simplemente es miedo. Debido al miedo, me aferro a ti. Debido al miedo, voy al templo, o a la iglesia, y rezo. Debido al miedo, me acuerdo de Dios. Pero entonces sé que esto no es oración, esto no es amor, es solo miedo. Soy miedo, así que cualquier cosa que haga, eso está ahí. Aceptaré esta verdad.

Un milagro ocurre cuando aceptas la verdad. Tan sólo la aceptación te cambia. Cuando sabes que hay miedo en tu ser y que no puedes hacer nada al respecto, ¿qué puedes hacer? Todo lo que puedes hacer es pretender, y las pretensiones pueden ir hasta el propio extremo, hasta el otro extremo…

Puedes crear lo opuesto, pero esto no va a cambiar nada. Puedes pretender que no tienes miedo; eso no cambia nada de nuevo. La única transformación que puede ocurrir es que simplemente te vuelvas consciente de que ‘soy miedo. Todo mi ser está temblando, y sea lo que sea que haga es debido al miedo’. Te has vuelto verdadero contigo mismo”.

Osho, The Book of Secrets, charla #60

Intenta entender en qué consiste el miedo

“No se trata de deshacerse de algo; es una cuestión sólo de entendimiento. Comprende el miedo, lo que es, y no trates de deshacerte de él, porque en el momento que empiezas a tratar de deshacerte de algo, no estás listo para entenderlo, porque la mente que piensa en librarse ya está cerrada. No está abierta a entender, no es simpática. No puede contemplar silenciosamente; ya ha decidido. Ahora el miedo se ha convertido en el demonio, el pecado, así que deshazte de ello. No trates de deshacerte de nada.

Trata de entender lo que es el miedo. Y si tienes miedo, entonces acéptalo. Está ahí. No intentes esconderlo. No trates de crear lo contrario. Si tienes miedo, entonces tienes miedo. Acéptalo como parte de tu ser. Si puedes aceptarlo, ya ha desaparecido. A través de la aceptación, el miedo desaparece; a través de la negación, el miedo se acrecienta”.

Osho, The Book of Secrets, charla #60