Quantcast

citas de Osho sobre la meditación

 La meditación es una muerte

“La meditación es una muerte, muerte de todo lo que eres ahora. Evidentemente habrá una resurrección, pero será la de un ser totalmente nuevo, original, del cual ni siquiera estás consciente que está escondido dentro de ti.

Sucede en la poesía, en la música, en la danza, sólo por un breve momento en el que te escapas de tu personalidad y tocas tu individualidad. Pero sólo porque esto sucede durante un breve momento, no tienes miedo, siempre regresas.

En la meditación, una vez  has ido adentro, has ido adentro. Entonces, aún cuando resucites eres una persona totalmente diferente.  No hay dónde encontrar a la personalidad anterior. Tienes que empezar tu vida otra vez desde el abc. Tienes que aprender todo con ojos nuevos, con un corazón totalmente nuevo. Es por esto que la meditación produce miedo”.

Osho, Rinzai: Master of the Irrational, charla #1

La meditación es suficiente

“El mundo en el que estás viviendo es irracional, casi loco. Si por lo menos puedes lograr meditar, has hecho más de lo que se espera del individuo actual. Y tu meditación está bien. Simplemente continúa diciendo: “¡Dios mío!” En la meditación nunca aparece ningún precipicio. No tienes que recordar ´Amén`; no se necesita.

La meditación, poco a poco, gira hacia tu iluminación. Un día, sorpresivamente te das cuenta: ¿Dónde está esa oscuridad? ¿Dónde está ese continuo tráfico de pensamientos? ¿A dónde se ha ido la mente? De pronto eres tan vacío como un bambú, pero tu vacuidad no está vacía – está llena de deleite y llena de celebración. Danzarás sin razón alguna en absoluto, cantarás sin razón alguna en absoluto, canciones que no has compuesto, danzas que no has aprendido. Sólo están balbuceando espontáneamente en tu conciencia.

Esto es la iluminación, pero no lo conviertas en una meta.

La meditación es suficiente. Todo lo demás sigue su curso”.

Osho, The Great Zen Master Ta Hui, charla #11

La mente no puede hacer nada en relación con la meditación

“La concentración no es meditación, la concentración es una facultad de la mente. La mente se concentra, la meditación es la ausencia de la mente. La mente no puede hacer nada en relación con  la meditación. Simplemente no conoce la meditación y nunca hay una posibilidad intrínseca para la mente de llegar a contactar con la meditación. Exactamente como dije antes, la oscuridad no puede entrar en contacto con la luz porque la oscuridad es solamente una ausencia; así es la mente.

La mente es la ausencia de la meditación. Cuando la meditación llega a ti, la mente no se encuentra en ninguna parte”. 

Osho, The Great Zen Master Ta Hui, charla #11

La meditación y el amor son la misma experiencia

Osho:

El amor y la meditación parecen ser polaridades opuestas. Podrías, por favor, hablarnos acerca de cómo crecer en la meditación y en la intimidad con el amado.

“Tú no sabes ni qué es el amor ni tampoco sabes qué es la meditación. Todavía estás perturbado por la pregunta. Para ti, parece que el amor y la meditación son polaridades opuestas. Me pregunto,  ¿de dónde sacaste esa idea? Si el amor y la meditación son polaridades opuestas, entonces nada en este mundo puede acercarse  a cualquier otra cosa. Pero sé que las religiones antiguas también han estado bajo la misma mentira.

Los meditadores han estado escapando a las montañas para evitar el amor y los amantes nunca se preocuparon por  la meditación porque sabían que si meditaban el amor de su vida se acabaría. Ésta ha sido una de las mentiras más grandes que ha vivido la humanidad. El amor es silencio, es alegría, es paz, es dicha entre dos personas. Pero como son dos personas, a veces no armonizan.

La meditación es la misma experiencia del silencio y la paz y la dicha – pero solos. Pero si dos meditadores están enamorados, entonces las cosas alcanzan el punto más alto. Si un meditador puede alcanzar cierto punto en su meditación, en su silencio, dos meditadores que se aman pueden llegar a ser un gran apoyo entre sí en el viaje a lo desconocido. Su amor puede convertirse en el alimento de su meditación y viceversa, su meditación puede convertirse en el alimento de su amor.

Este es el punto en donde difiero de las otras religiones del pasado. Han creado las polaridades entre el amor y la meditación, líneas paralelas que no se encuentran en ninguna parte.

Para mí un hombre meditativo está destinado a ser inmensamente amoroso”.

Osho, The Golden Future, Talk #31

La meditación no necesita técnicas

“Tendrás que entender una de las cosas más fundamentales en relación con la meditación: ninguna técnica conduce a la meditación. Las antiguas llamadas técnicas y las técnicas nuevas científicas de bio-retroalimentación son las mismas en cuanto se refiere a la meditación. La meditación no es un resultado de cualquier técnica.

La meditación sucede más allá de la mente. Ninguna técnica puede ir más allá de la mente.

Pero habrá una gran confusión en los grupos científicos y tiene cierta base. La base de toda confusión es: cuando el ser de una persona está en meditación, crea ciertas ondas en la mente. Estas ondas pueden ser creadas desde afuera por medios técnicos. Pero esas ondas no crearán meditación; ésta es la confusión.

La meditación crea esas ondas, es la mente reflejando el mundo interior. No puedes ver qué está sucediendo por dentro. Pero puedes ver qué está sucediendo en la mente. Ahora hay instrumentos sensibles… Podemos juzgar qué clase de ondas hay cuando una persona está durmiendo, qué clase de ondas hay cuando una persona está soñando, qué clase de ondas hay cuando una persona está en meditación. Pero creando las ondas, no puedes crear la situación, porque esas ondas son sólo síntomas, indicadores. Está muy bien, puedes estudiarlas. Pero recuerda que no hay un camino corto hacia la meditación y ninguna herramienta mecánica puede ayudar. De hecho, la meditación no necesita ninguna técnica, científica o diferente. La meditación es simplemente una comprensión.

No es un asunto de sentarse en silencio, no es un asunto de cantar un mantra, es un asunto de comprender los trabajos sutiles de la mente. A medida que entiendes esos trabajos de la mente, alcanzas una gran consciencia en ti que no es de la mente. Esa presencia surge en tu ser, en tu alma, en tu conciencia”.

Osho, Beyond Enlightenment, charla #29

Estar contigo mismo es meditación

“Una vez miras hacia dentro, la meditación ha empezado. La meditación implica la capacidad de estar alegremente solo, la capacidad de estar feliz contigo mismo, la capacidad de estar en compañía de ti mismo. Estar contigo mismo es meditación. No hay necesidad del otro para estar en meditación, la alegría de la soledad, no la tristeza del aislamiento, es meditación: …y encuentras alegría en la quietud de la meditación.

La meditación en Oriente no es lo que se entiende en Occidente. En Occidente, la meditación significa contemplación: meditar sobre la divinidad, meditar sobre la verdad, meditar sobre el amor…

La meditación en Oriente tiene un significado totalmente diferente, justo lo opuesto de lo que significa en Occidente. La meditación en Oriente significa que no hay ningún objeto en la mente, ningún contenido en la mente, no meditar sobre nada, sino soltarlo todo: neti, neti, ni esto ni aquello. La meditación te está desocupando de todo contenido. Cuando no hay ningún pensamiento moviéndose dentro de ti hay quietud; esta quietud es meditación. Ni siquiera una pequeña ola surge en el lago de tu conciencia, ese lago silencioso, completamente quieto, eso es meditación. Y en esa meditación sabrás qué es la verdad, sabrás qué es el amor, sabrás qué es la divinidad”.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 6, charla #1

La música y la meditación tendrían que ir juntas

“Para mí, la música y la meditación son dos aspectos del mismo fenómeno. Y sin la música, a la meditación le falta algo; sin la música, la meditación es un poco aburrida, sin vida. Sin la meditación, la música es simplemente ruido, armonioso, pero ruido. Sin meditación, la música es un entretenimiento. Y sin música, la meditación se convierte en algo más y más negativo, tiende a dirigirse hacia la muerte.

De ahí, mi insistencia en que la música y la meditación tendrían que ir juntas. Lo que agrega una nueva dimensión a las dos. Por ello ambas se han enriquecido”.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 1, charla #2

La meditación es un atributo del ser

“La meditación es un atributo del ser que llevas a la acción. No es una acción particular, no es que hagas algo y entonces esto es meditación – que te sientas en cierta postura, siddhasana, y mantienes tu columna derecha y mantienes tus ojos cerrados o miras la punta de tu nariz u observas tu respiración, entonces esto es meditación – no, éstas son sólo estrategias para principiantes…

¿Sabes que las palabras meditación y medicina vienen de la misma raíz? La meditación es una especie de medicina, se usa solamente para el momento. Una vez hayas captado su cualidad, entonces no necesitas ninguna meditación en particular, entonces la meditación se tiene que expandir en toda tu vida. Sólo cuando meditas veinticuatro horas al día, entonces puedes alcanzarlo, entonces lo has alcanzado. Incluso el dormir es meditación”.

Osho, The Sun Rises in the Evening, charla #7

Busca la meditación

“Cuando uso las palabras `viaje interior´, simplemente quiero decir que has mirando un aspecto del viaje en tu vida denominado “exterior”, ahora trata de ver otro aspecto del viaje denominado “interior”. Has estado buscando dinero, ahora busca la meditación. Has estado buscando poder, ahora busca lo divino. Ambos están en la búsqueda.  Una vez empieces a buscar la meditación, entonces un día te diré: `Ahora deja también la meditación. Ahora deja de buscar´. Y cuando dejes de buscar, entonces la verdadera meditación sucederá”.

Osho, The Wisdom of the Sands, Vol. 2, charla #3

La oración es la consecuencia de una verdadera meditación

“Kabir sugerirá la meditación, Buda ha sugerido la meditación, yo sugiero la meditación. La meditación es un enfoque diferente: no tiene nada que ver con lo divino, tiene que ver contigo, con tu mente. Tiene que crear un silencio dentro de ti, un silencio profundo, absoluto. En ese silencio absoluto empezarás a sentir la presencia de la divinidad.

La oración es una consecuencia de una verdadera meditación. Sólo un meditador puede orar porque él conoce, porque él siente, porque ahora la presencia de lo divino no es sólo un argumento, no es un asunto lógico, sino algo que se ha experimentado, algo que se ha vivido. Y entonces la oración deja de ser una queja. Entonces la oración es una entrega, entonces la oración es puro amor – no hay deseo vinculado a ella, no hay condiciones. Es simple gratitud.

Deja que la oración llegue después de la meditación. Medita. La meditación preparará tu corazón, te limpiará. Te limpiará de tus pensamientos, sacará toda la basura que has estado cargando en tu cabeza durante años, durante muchas vidas. Te dará espacio para que la oración suceda. La meditación es como preparar el suelo para un rosal: la oración es como una rosa. Primero tienes que preparar el suelo, tienes que remover la maleza, tienes que cambiar la tierra, tienes que tirar todas las piedras.

La meditación prepara el rosal. Y sólo en un terreno listo puedes plantar las rosas. De otra forma, la maleza invadirá tus rosas y se aprovechará de toda la tierra y tus rosas no conseguirán mucho, serán unas rosas mediocres. Y si hay piedras en el suelo el crecimiento de las rosas se atrofiará.

Primero prepara el suelo, entonces la oración sucederá por sí misma. La oración es algo que no puedes hacer. La meditación es algo que puedes hacer porque tiene algo que ver con tu mente”.

Osho, The Revolution, charla #2

La ciencia es pensamiento, la religión es meditación

“El fracaso del pensamiento es el despertar de la meditación. La ciencia es pensamiento, la religión es meditación. Si piensas en lo divino, esto es filosofía, no es religión. Si experimentas lo divino, entonces esto es religión.

Si estás mirando una flor de loto y pensando en ella, entonces esto es ciencia, filosofía, estética. Pero si simplemente estás mirando la flor de loto… La mirada es pura, no está contaminada por ningún pensamiento y la flor de loto no es un pensamiento que cause problema, sino una belleza para experimentarse… estás ahí, la flor de loto está ahí y ahí no hay nada de por medio – sólo vacío, nadie está entre tú y la flor – esto es meditación.

Entonces la flor no está fuera de ti porque no hay nada que divida el estar dentro y el estar fuera. Entonces la flor de loto está de alguna forma dentro de ti, y tú, de alguna forma estás dentro de la flor de loto. Se mezclan entre sí; las divisiones se pierden, las barreras se vuelven borrosas. El loto comienza a tocar tu corazón y tu corazón comienza a tocar el loto. Hay una comunión. Esto es meditación”.

Osho, I Say Unto You, Vol. 1, charla #10

La meditación no es concentración

“Lo primero: la meditación no es concentración. En la concentración hay un ser concentrándose y hay un objeto sobre el cual se concentra. Hay una dualidad. En meditación no hay nadie adentro y nada afuera. Esto no es concentración. No hay división entre lo que está adentro y lo que está afuera. Lo que está adentro fluye hacia lo que está afuera, lo que está afuera fluye hacia lo que está adentro. La limitación, la frontera, la separación, ya no existe. Lo de adentro está afuera, lo de afuera está adentro, es una conciencia no dual.

La concentración es una conciencia dual: es por eso que la concentración crea cansancio, es por eso que cuando te concentras te sientes cansado. Y no puedes concentrarte durante veinticuatro horas, tendrás que tomar vacaciones para descansar. La concentración nunca será tu esencia. La meditación no te cansa, la meditación no te agota. La meditación puede llegar a ser algo en que estés veinticuatro horas – día tras día, año tras año, puede llegar a ser eterno, es la relajación en sí misma”.

Osho, The Heart Sutra, charla #7

Lo puedes ver ahora mismo

“La meditación es darse cuenta de que todos los objetivos son falsos. La meditación es comprender que los deseos no llevan a ninguna parte. Viendo esto… Y esto no es una creencia que puedas obtener de mí o de Buda o de Jesús. Esto no es conocimiento, tendrás que verlo. ¡Puedes verlo ahora mismo!”.

Osho, The Heart Sutra, charla #7

Se tiene que lograr un cierto ambiente

“La meditación no es algo que haces en la mañana y ya lo terminas; la meditación es algo en lo que tienes que continuar viviendo en cada momento de tu vida. Caminar, dormir, sentarse, hablar, escuchar; se tiene que lograr un cierto ambiente.  Una persona relajada permanece en ello. Una persona que va soltando el pasado permanece en meditación”.

Osho, The Heart Sutra, charla #7

El amor y la meditación son dos aspectos de la misma moneda

“Cada vez que encuentras que la auto conciencia está desapareciendo – en el alcohol, en el amor, en la meditación – te sientes bien. Pero el alcohol no puede darte un estado permanente; el amor puede dártelo, pero esa posibilidad es muy, muy difícil. Recuerda, el amor es más difícil que la meditación porque el amor significa vivir con el otro y sin el ser. La meditación significa vivir con uno mismo, olvidando al otro completamente; esto es una dimensión menos difícil que el amor. Por eso es que aquellos que pueden amar no necesitan de la meditación, la alcanzarán a través del amor…

Si creces en el amor, la meditación sucederá como una sombra. El amor y la meditación son dos aspectos de la misma moneda; si has ganado control sobre uno de estos aspectos, el otro continúa. Si meditas, el amor continuará; si amas, la meditación continuará. Esto es lo que tienes que escoger. La meditación es más fácil, el amor es más difícil. A no ser que quieras ir a lo difícil innecesariamente, esto es para que lo decidas, de otra forma con la meditación el amor llega automáticamente”.

Osho, Returning to the Source, charla #8

La meditación no es un hacer

“El pensamiento y la meditación van en direcciones totalmente opuestas. Uno va hacia fuera, la otra hacia dentro. El pensamiento es la forma de conocer al otro; la meditación es la forma de conocer el ser. Pero, en general,  se piensa que la contemplación equivale a la meditación. Este es un error muy serio y generalizado y quiero advertirte de este error fundamental.

La meditación significa estar en un no-hacer. La meditación no es hacer sino un estado de estar con uno mismo. Es un estado de estar en su propio ser”.

Osho, The Perfect Way, charla #2