Quantcast

Citas de Osho- ¡Moviéndote de afuera hacia adentro!

Citas de Osho- ¡Moviéndote de afuera hacia adentro!

Tu corazón es sólo una estación de bombear sangre. 

“Tus pensamientos, tus sentimientos, tus emociones, todos están centrados en tu cabeza.  Es simplemente una falacia pensar que tus sentimientos están en tu corazón.  Tu corazón es solo una estación de bombear sangre.     

Cuando estamos hablando de un corazón vacío, estamos hablando realmente de una mente vacía.  Buda, ha usado la palabra corazón en vez de mente, porque la mente ha sido asociada sólo con el proceso de pensar, y el proceso de sentimientos ha sido asociado con el corazón, y con la idea de que el corazón es más profundo.

Esta idea ha sido creada por los poetas. Pero la verdad, es que puedes llamarle mente vacía o corazón vacío; es el mismo Vacío; tú eres solo un observador, y no hay nada alrededor con lo cual tú te identifiques, nada a qué aferrarse. Este desapego pleno de observación es la mente vacía, la no-mente, o corazón vacío. Estas son simples palabras. Lo real es el vacío de todos los pensamientos, sensaciones, sentimientos, emociones. Únicamente un solo punto del observador permanece”.

Osho, The Buddha: The Emptiness of the Heart, charla #8

La rebelión es individual.

“No predico revolución. Estoy completamente en contra de la revolución. Te digo que mi palabra para el futuro, y para aquellos que son suficientemente inteligentes en el presente, es rebelión. ¿Cuál es la diferencia?

La rebelión es acción individual; no tiene nada que ver con la masa. La rebelión no tiene nada que ver con la política, con el poder, con la violencia. La rebelión está relacionada con cambiar tu consciencia, tu silencio, tu ser. Es una metamorfosis espiritual.

Y cualquier individuo que pase por una rebelión, no está peleando con alguien más, está peleando con su propia oscuridad. Las espadas no son necesarias, las bombas no son necesarias. Lo que se necesita es más atención, más meditación, más amor, más plegarias, más gratitud. Al rodearte de todas estas cualidades, naces nuevamente”.

Osho, Satyam Shivam Sundaram: Truth Godliness Beauty, charla #26

Un meditador no necesita una guía personal.

“Si puedes llegar a ser simplemente quien eres, si tú puedes florecer en tu naturaleza intrínseca, luego solo tendrás dicha, una paz que no puede ser expresada en palabras; tu ser será una poesía, una danza, porque estarás a tono con la existencia. Estar en sintonía contigo mismo es el único camino para estar sintonía con la existencia. Nadie necesita una guía personal, porque toda guía personal, no es nada más que un lindo nombre para depender de alguien más, y él te distorsionará.

Un meditador no necesita de una guía personal. Por el contrario, un meditador solo necesita una cosa: la atmosfera de la meditación. Necesita de otros meditadores; necesita rodearse de otros meditadores. Porque cualquier cosa que nos esté sucediendo internamente, no pasa sólo con nosotros mismos, también afecta a las personas que están alrededor. En esta comunión las personas están en diferentes estados de meditación. Para meditar con estas personas, solo es necesario sentarse silenciosamente junto a ellos, y serás atraído más y más hacia tu propio potencial intrínseco”.

Osho, The Invitation, charla #12

La relajación es sólo un comienzo.

“La relajación es buena, pero es sólo un comienzo; simplemente prepara el terreno para la meditación. Pero la meditación es un asunto completamente diferente. Tienes que llegar a estar alerta de las cosas de tu mente. De cualquier cosa que esté sucediendo en tu mente, tienes que llegar a ser un observador, y el observador tiene que estar tan profundamente enraizado que lentamente, lentamente tu mente desaparece y sólo el observador queda. Luego toda posibilidad de tensión, ansiedad, angustia, desaparece, y tú no vas a encontrar ni siquiera el conflicto”.

Osho, The New Dawn, charla #29

La iluminación no es una experiencia.

“Una de las cosas más fundamentales a ser recordada – no sólo por ti sino por todos – es que cualquier cosa que venga a ti en tu jornada interior, no eres tú.

Tú eres aquél que la está observando. Puede ser nada, tal vez felicidad, quizás silencio, pero una cosa tiene que ser recordada: por muy bella y encantadora que sea la experiencia que has tenido, eso no eres tú. Tú eres aquel que la está experimentando. Y si vas más y más allá, lo último en la jornada es el punto en el que  no queda experiencia – ni silencio, no dicha, ni nada. No hay nada allí como un objeto para ti, sólo tu subjetividad.

El espejo está vacío; no está reflejando nada. Esto eres tú.

Incluso grandes viajeros del mundo interno, se han quedado estancados en hermosas experiencias, y se han identificado con estas experiencias, pensando: “Yo me he encontrado a mí mismo”. Ellos han parado antes de llegar al estado final, donde todas las experiencias desaparecen.  La iluminación no es una experiencia”.

Osho, The Hidden Splendor, charla #10

El ego es un rompecabezas.

“El ego es un rompecabezas Es algo como la oscuridad, la cual puedes ver, puedes sentir, la cual puede obstruir tu camino, la cual sin embargo no existe. No es algo positivo. Es simplemente una ausencia, una ausencia de luz. El ego no existe;- ¿cómo puedes someterlo?, el ego es sólo una ausencia de consciencia.

No puedes someter el ego, porque no existe. Tú puedes traer un poquito más de atención, un poquito más de consciencia, un poquito de luz. Olvídate completamente del ego; concéntrate totalmente en traer conciencia a tu ser. Y en el momento en que tu consciencia se ha convertido en una llama, concentrada, no tendrás la posibilidad de encontrar el ego”.

Osho, The Osho Upanishad, charla #28

Nadie realmente quiere ser libre, porque la libertad trae responsabilidad.

“Todo mundo quiere la libertad cuando de hablar se trata, pero nadie realmente es libre y nadie realmente quiere ser libre, porque la libertad trae responsabilidad. La libertad no viene sola. Y ser dependiente es simple: la responsabilidad no recae sobre ti, la responsabilidad recae en la persona de la cual dependes.

Entonces las personas han creado un estilo de vida esquizofrénico. Ellos hablan de la verdad, hablan de la libertad, y viven en la mentira,  viven en la esclavitud, esclavitudes de muchas clases, porque cada esclavitud  te libera de alguna responsabilidad. Un hombre que realmente quiere ser libre, tiene que aceptar inmensas responsabilidades. Él no puede descargar sus responsabilidades en alguien más. Cualquier cosa que haga, cualquier cosa que él sea, de eso él es responsable”.

Osho, The Path of the Mystic, charla #16

Me esfuerzo por dejarte solo con la meditación.

“Me esfuerzo por dejarte solo con la meditación, sin ningún mediador entre tú y la existencia.

Cuando no estás en meditación, estás separado de la existencia y éste es tu sufrimiento. Es lo mismo cuando sacas un pez fuera del océano, y lo tiras a la orilla: la miseria, el sufrimiento y la tortura por  la que  pasa, el anhelo y el esfuerzo que hace para regresar al océano porque es allí donde  pertenece. Él es parte del océano y no puede permanecer separado”.

Osho, The Last Testament, Vol. 5, charla #16

Siempre he querido no ser un maestro para nadie.

“Siempre he querido no ser un maestro para nadie. Pero las personas quieren un maestro, ellos quieren ser discípulos, es por esto, que juego el rol. Este es el tiempo, donde debería decirles que muchos de ustedes están listos para aceptarme como el amigo.”

Osho, The Last Testament, Vol. 3, charla #25               

La posesividad destruye el amor.

“En mi visión, el matrimonio en la comuna debería ser disuelto. Las personas pueden vivir juntas toda su vida si ellos quieren, pero esta no es una necesidad legal. Las personas deberían cambiar, teniendo tantas experiencias de amor como les sea posible. No deberían ser posesivas. La posesividad destruye el amor. No deberían ser poseídas, porque esto nuevamente destruye tu amor.

Todo ser humano merece ser amado. No hay necesidad de estar atado a una sola persona por toda tu vida. Esta es una de las razones por las que en el mundo todas las personas lucen tan aburridas. ¿Por qué  no pueden reír como tú? ¿Por qué no pueden danzar como tú? ellos están encadenados con cadenas invisibles: matrimonio, familia, esposo, esposa, niños. Ellos están cargando con toda clase de obligaciones, responsabilidades, sacrificios. ¿Y tú quieres que estén sonriendo, riendo, danzando y regocijándose? Estás pidiendo lo imposible.

Haz que las personas amen la libertad, haz que  las personas no sean posesivas. Pero esto sólo puede suceder si en tus meditaciones tú descubres tu ser. Esto no se tiene que practicar. No te estoy diciendo, “por la noche anda con otra mujer solo como una práctica”. Tú no vas a obtener nada, e incluso puedes perder a tu esposa. Y en la mañana lucirás como un tonto. No es cuestión de práctica, se trata de descubrir tu ser.

Con el descubrimiento del ser, vendrán las cualidades del amor impersonal. Luego, tú simplemente amas”.

Osho, From Death to Deathlessness, charla #17

Hablo para ayudarte a que seas silencioso.

“Hablo para ayudarte a que seas silencioso. Yo digo algo para que tú puedas ir más allá de las palabras. Uso las palabras para ayudarte a entrar en la ausencia de palabras. Es simplemente como tener una espina en tu pie: con otra espina tú la sacas. Tu mente está llena de palabras, de muchas de ellas, hay demasiada conversación -  yakkety-yak, yakkety-yak – y sigue y sigue. Pero entonces las personas han llegado a intoxicarse con mis palabras.Éste no ha sido mi propósito. Continuamente insisto: 'No te fijes en mis palabras.  Fíjate en mis silencios, en los espacios entre las palabras, en los espacios entre líneas' ”.

Osho, The Last Testament, Vol. 1, charla #20

Dudar necesita de un gran coraje.

“Dudar necesita de un gran coraje porque estarás dudando de todo lo que sea posible. Estarás rodeado por toda clase de dudas. Todas las creencias consoladoras, desaparecerán, creencias que te daban una cierta confianza, una cierta estabilidad, una cierta sensación de que perteneces a una gran tradición, a una respetable y buena religión de escrituras sagradas, de mesías, representantes de Dios.

Tenías todas estas cosas a tu alrededor. Te daban una agradable sensación de que no estás solo. Lo que estoy tratando de hacer simplemente es: cortar y alejarte de todo aquello que te da una sensación falsa, cómoda y que te mantiene adormecido toda tu vida.

Las creencias son el opio con el cual todas las religiones te han dado una buena dosis. Estoy tratando de destruir tu adicción por el opio. Todo mi esfuerzo consiste en dejarte solo”.

Osho, From Personality to Individuality, charla #13

El Tantra es posible sólo si entras profundamente en la meditación.

“La experiencia tántrica implica no ser represivo ni ser indulgente. La experiencia tántrica, sólo es posible si entras profundamente en la meditación, de otro modo no. Cuándo te vuelves más y más tranquilo, silencioso, consciente, alerta, sólo entonces es posible conocer algo del Tantra, de otro modo, el Tantra puede también convertirse en una excusa para la indulgencia, un nuevo nombre, un nombre religioso. Y te puedes mover hacia la indulgencia detrás del nombre Tantra. Los nombres no van a provocar cambios; tu ser necesita cambiar.                                                     

Osho, The Dhammapada:The Way of the Buddha, Vol. 10, charla #12

¿Tiene la consciencia un valor más alto que el amor?

“Tú preguntas: ’¿Tiene la consciencia un valor más alto que el amor?’. No hay nada más alto y nada más bajo. De hecho, no hay dos valores en absoluto. Ellos son dos caminos del valle, guiando hacia la cima.  Un camino es el de la consciencia, de la meditación: el camino del Zen, del que hemos hablado en estos días. Y el otro es el camino del amor, el camino de la devoción, de los Bhaktas, de los Sufis. Estos dos caminos están separados cuando comienzas tu jornada; tú tienes que elegir. Cualquiera que elijas te llevará hacia la misma cima. Y en cuanto te acerques a la cima, te sorprenderás: los viajeros del otro camino comienzan a estar más cerca de ti. Lentamente, lentamente, los caminos comienzan a fundirse uno en el otro. Para cuando hayas alcanzado lo supremo, ellos son uno.

La persona que sigue el camino de la consciencia, encuentra el amor como consecuencia de su consciencia, como un subproducto, como una sombra. Y la persona que sigue el camino del amor, encuentra la consciencia como consecuencia, como un subproducto, como una sombra del amor. Son dos caras de la misma moneda.

Y recuerda: si tu consciencia carece de amor, entonces todavía es impura; aún no conoce el cien por ciento de pureza. No es realmente consciencia; tiene que estar mezclada con inconsciencia. No es pura luz; tiene que haber bolsas de oscuridad dentro de ti, que aún están trabajando, funcionando, influenciándote, dominándote. Si tu amor no tiene consciencia, entonces todavía no es amor. Debe ser algo más bajo, algo más cercano al deseo que a la plegaria.

Entonces permite que éste sea el criterio, si sigues el camino de la consciencia, deja que el amor sea el criterio. Cuando tu consciencia de repente florece en amor, puedes saber perfectamente bien que la consciencia ha sucedido, el samadhi ha sido alcanzado. Si sigues el camino del amor, entonces permite que la consciencia funcione como un criterio, como una piedra de toque. Cuando de repente viniendo de la nada, en el centro mismo de tu amor, una llama de consciencia comienza a surgir, puedes saberlo perfectamente bien…¡regocíjate! Has llegado a casa”.

 Osho, Ah, This!, charla #8

No te enseño optimismo; te enseño trascendencia.

“No te enseño optimismo. En occidente está muy de moda por estos días; le llaman “pensamiento positivo”. Este es el nuevo nombre para optimismo; el viejo nombre se ha convertido en algo un poquito pasado de moda. El nuevo nombre, es pensamiento positivo. No te enseño pensamiento positivo, porque carga en sí mismo la estela de lo negativo.

Te enseño trascendencia: Ni positivo ni negativo. Sé un observador: Un testigo de ambos. Cuando es de día, observa el día, y cuando es de noche, observa la noche; y no te identifiques con ninguna. Tú no eres ni el día ni la noche; tú eres la consciencia trascendental. Céntrate cada vez más allí, en esa trascendencia.

La religión verdadera no es positiva, tampoco es negativa. No es la vía negativa, ni la vía positiva; es la vía de la trascendencia”.

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 4, charla #2

El ciclón es el centro.

“No hay centro en este ciclón, el ciclón es el centro. Tenemos el hábito crónico de dividir las cosas en dos, tenemos el hábito crónico de la dualidad: Dios y el mundo, cuerpo y alma, lo más bajo y lo más alto, lo bueno y lo malo. El hábito persiste. Ahora éste es el centro y el ciclón.

Déjame insistir en esto: el ciclón es el centro y no hay otro centro en él . Cuando entiendes esta unidad de la vida, toda la tensión, ansiedad, angustia, desaparecen. La ansiedad es creada porque siempre estás dividido. A través de la división, te vuelves esquizofrénico. Y ahora piensas que estás en la circunferencia – en el ciclón – y que se ha perdido el centro, y ahora el centro se tiene que encontrar.

Es este viejo hábito de la dualidad. El “centro y el ciclón” es un nuevo lenguaje, pero este hábito es muy antiguo, la gestalt es muy vieja. Siempre se trata de que donde quiera que estés, tú no estás en lo correcto, tú deberías estar en algún otro lugar.

Todo mi énfasis está en que sea lo que sea, es correcto. No hay otra corrección. No hay otro lugar dónde ir. Ésta es la única vida que hay, la única danza que hay. Sólo entonces, puedes ser espontáneo, realmente espontáneo".

 Osho, Tao: The Pathless Path, Vol. 2, charla #6

El buscador es lo buscado.

“El ser humano está casi loco, loco porque está buscando algo que ya ha alcanzado; loco porque  no es consciente de quién es; loco porque  tiene esperanzas, deseos y luego una última sensación de frustración. Una carga de frustración esta allí porque no puedes encontrar tu ser buscando; tú ya estás allí. La búsqueda tiene que detenerse, la búsqueda tiene que abandonarse: Éste es el más grande problema que se ha de encarar, enfrentar.

El problema es que tienes algo y lo estás buscando. Ahora bien, ¿cómo puedes encontrarlo? Estás tan ocupado con la búsqueda que no puedes ver que ya lo tienes. A menos que toda la búsqueda se detenga, no serás capaz de verlo. La búsqueda mantiene tu mente enfocada en algún lugar en el futuro, y lo que estás buscando ya está aquí, ahora, en este preciso momento. Lo que buscas, está escondido en el buscador mismo: El buscador es lo buscado; por esto hay tanta neurosis, tanta locura.”

Osho, Yoga: The Supreme Science, charla #1

La libertad no es licencia.

“Libertad no es licencia, y no significa ausencia de estructura. Simplemente significa, flexibilidad, que uno se puede mover de una estructura a otra fácilmente – de la no- estructura a la estructura, de la estructura a la no- estructura. Si tu libertad tiene miedo de estar en una estructura, entonces no es libertad en absoluto.

Sólo trata de entender esto, y la división desaparecerá. No está en tu ser, sólo está en tu mente, sólo es una idea. Suelta la idea, y disfruta de la libertad, y a veces de la disciplina.

La disciplina tiene su propia belleza, no es del todo una esclavitud. Y la libertad tiene sus propios peligros, no es todo belleza. Una persona real es siempre capaz de una infinita disciplina y una infinita libertad; él no es un esclavo o un adicto a nada”.

Osho, Hammer on the Rock, charla #26

El amor es peligroso, el sexo no es peligroso.

“La personas que tienen miedo del amor no tienen miedo del sexo. El amor, es peligroso, el sexo no es peligroso, este puede ser manipulado. Ahora hay muchos manuales de cómo hacerlo. Tú puedes manipularlo; el sexo se puede convertir en una técnica. El amor nunca se puede convertir en una técnica. Si en el sexo, tratas de permanecer en control, luego, incluso el sexo no te ayudará a alcanzar lo supremo. Llegará hasta un cierto punto y luego retrocederás, porque en algún momento se necesita también un abandonarse.

Por esto el orgasmo se está volviendo más y más difícil. La eyaculación no es un orgasmo, para procrear un niño, no es necesario un orgasmo. El orgasmo involucra todo el cuerpo: mente, cuerpo, alma, todos juntos. Tú vibras, todo tu ser vibra, desde los dedos a la cabeza. Tú no controlas más; la existencia ha tomado posesión de ti, y no sabes más quién eres. Es una especie de locura, es como un dormir, es  como una meditación, es como una muerte”.

Osho, Returning to the Source, charla #10

La celebración es incondicional.

“Para mí, la vida en su totalidad es buena. Y cuando entiendes la vida en su totalidad, sólo entonces puedes celebrar; de otro modo no. Celebrar significa: cualquier cosa que esté sucediendo, es irrelevante; lo celebro. La celebración no está condicionada a ciertas cosas: “cuando estoy feliz voy a celebrar”, o “cuando estoy infeliz, no voy a celebrar”. No. La celebración es incondicional; celebro la vida. Que trae infelicidad – está bien, lo celebro. Que trae felicidad – está bien, lo celebro. La celebración es mi actitud, incondicional a lo que sea que la vida traiga”.

Osho, The Alchemy of Yoga, charla#10

No puedes elegir no elegir.

“Krisnamurti consistentemente hace énfasis en no elegir, y ser no electivo; ésta es la base de la inocencia. Pero puedes engañarte a ti mismo eligiendo no elegir: “Porque Krisnamurti dijo, ‘no elijas’, voy a ser no electivo”. Si lo decides, entra la voluntad, y la voluntad es astuta. Si decides ser no electivo tu no elección será parte de una moral, no parte de la pureza.

Simplemente entiéndelo, no elijas incluso la no-elección”.

Osho, No Water, No Moon, charla #3

En el centro no hay amor ni odio.

“Cuando uno se convierte en un centro, cuando uno se llega a cristalizar, no hay ni repulsión ni atracción hacia alguien. Esto crea un problema más profundo, porque esto significa que no puedes trascender el odio, a menos que trasciendas el amor.

Todo el mundo quiere trascender el odio, pero nadie quiere trascender el amor. Pero esto crea una situación imposible para ti porque el odio es parte de un único fenómeno de repulsión y atracción”.

Osho, The Great Challenge, charla #12

Tú eres la soledad.

“Un sólo momento de conocer el hecho de que estás solo –solo para andar por el camino, solo para crear el camino, solo para entregarte a vivir, solo para estar involucrado en el momento – la soledad puede penetrarte y la sociedad se desvanece. Tú estás solo.

No hay un guru, ahora. No hay nadie a quien seguir. No hay un líder, ni un guía. Tú estás solo; tú eres la soledad. No hay nadie que la adultere o la contamine. Es sólo pureza, inocencia y belleza. Esta soledad es el camino, esta soledad es meditación, esta soledad es yoga".

Osho, The Great Challenge, charla #1