Quantcast

iMeditate

 
Respira de manera caótica por la nariz, permitiendo que la respiración sea intensa, profunda, rápida, que no siga un ritmo, un patrón y haciendo énfasis siempre en la exhalación. El cuerpo se cuidará de la inhalación. La respiración debe ser profunda, alcanzando los pulmones. Respira tan rápido como puedas y asegúrate de que la respiración continúa siendo profunda. Haz lo anterior con la rapidez y fortaleza que te puedas permitir, hasta que te conviertas literalmente en la mismísima respiración. Utiliza los movimientos naturales del cuerpo para generar tu energía. Siente cómo se genera pero no dejes que se manifieste durante la primera fase.

OSHO Dynamic Meditation

  • 12 Meditators In Past 24 Hours
  • 39 Meditators In Past 7 Days
  • 210 Meditators In Past 30 Days
Esta meditación es una forma intensa, rápida y penetrante de romper con viejos, arraigados hábitos en el cuerpo-mente, que lo mantienen a uno aprisionado en el pasado, y de experimentar la libertad, la contemplación, el silencio y la paz que se ocultan detrás de los muros de esta prisión. 

La meditación se tendría que hacer temprano en la mañana, momento en el que, según Osho lo explica, "la totalidad de la naturaleza se vuelve vital, la noche se ha ido, el sol aparece y todo se vuelve conciente y alerta".

INSTRUCCIONES

La meditación dura una hora y tiene cinco etapas. Mantén los ojos cerrados todo el tiempo, utilizando una venda en los ojos si es necesario.

Esta es una meditación en la cual tú tienes que estar continuamente alerta, consciente, atento, hagas lo que hagas. Permanece como un testigo. Y, cuando, en la cuarta fase, te hayas quedado completamente inactivo, congelado, entonces, este estado de alerta llegará a su punto culminante.