Quantcast

Acerca de la meditación? ¿Salida?

¿Salida?

<< Back

¡Por aquí no hay salida! El tráfico va en una dirección. Sólo puedes entrar....no tenemos otra puerta, sólo la entrada. Tendrías entonces que renacer; ésa es la única salida. Pero la salida no está en escapar; está en 'introscapar' . Implica ir hacia adentro.


Osho: Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol 12, capítulo 6



Jean-Paul Sartre ha escrito un pequeño libro muy hermoso, que trata de una descripción del infierno. El nombre del libro es No hay Salida. Allí no tienen el viejo sistema de torturas, fuego infernal, etc. Se suministran todas las comodidades, aire acondicionado, todo lo necesario. El único problema es que no hay salida. Así que uno está atrapado en un lugar con aire acondicionado, con toda clase de extraños, sin tener a dónde ir, nada que hacer. Todo se suministra sin tener siquiera que pedirlo.

Tú simplemente lo deseas y lo obtienes: ¡ésta solía ser la descripción del cielo! Allí sólo tienes que desear y lo consigues, pero no hay salida. ¡Es una pesadilla con aire acondicionado! No puedes salir. Todo el mundo está sentado en hermosos sofás, pero sentados y nada más. Las personas se cansan unas de otras sin motivo... están constantemente en el ojo público, sin privacidad y surge el problema continuamente: ¿Ahora que va a pasar? Porque no podemos salir...'

Lo que él ha descrito es una pesadilla con aire acondicionado, porque no hay salida. Sin saberlo con exactitud, él está describiendo tu mente. Tú también estás encerrado en tu mente con toda clase de sueños, fantasías, proyecciones, ideologías, pero no hay forma de salir de ellas.

La meditación no es un camino para salir de la mente. La meditación dice: 'Simplemente observa la mente, y estás fuera. En realidad siempre has estado fuera'. El que estés dentro de la mente es una idea engañosa. Una vez detienes el funcionamiento de la mente, la idea engañosa desaparece súbitamente y te encontrarás fuera, en lo abierto. Entonces todo el firmamento está a tu disposición. Tu libertad, tu vida eterna, esta existencia vasta, hermosa siempre está disponible para ti, para derramar sobre ti toda clase de bendiciones.

Con sólo un pequeño truco…ni siquiera es una técnica, sólo un truco. Tú no estás en la mente, pero has estado pensando que estás en la mente; ése es tu problema. Debes acordarte de alguna pesadilla...eso explicará cómo continua esta situación. En una pesadilla, tú quieres abrir los ojos pero no puedes; quieres mover las manos pero no puedes. ¡No hay salida!; Y la pesadilla se vuelve muy intensa... Tal vez un león está parado encima de tu pecho, o te han arrojado desde una montaña a una oscuridad abismal y no puedes ver el fondo...

Cuando ella llega a su máxima intensidad, la misma intensidad te despierta. Tú no puedes arreglártelas para despertarte si la pesadilla es de una cualidad suave; no puedes salir de ella. Pero si es muy intensa, entonces la misma intensidad te despierta y, de un momento a otro no hay pesadilla. Tú nunca has estado en las fauces de un león, ni te están empujando desde una montaña; no te está aplastando una aplanadora; no estaba pasando nada. Sólo era un sueño, pero tú pensaste que hacías parte de él.

Tú no hacías parte de él; incluso cuando estaba pasando estabas fuera de él. Era sólo una película proyectándose frente a ti. Tú estabas fuera de ella.


Osho: The Great Zen Master Ta Hui, Capítulo 23

<< Back