Quantcast

Acerca de la meditación? ¿Cómo sé si estoy avanzando?

¿Cómo sé si estoy avanzando?

<< Back

Cuando estás meditanto, cuando estás trabajando en ti mismo, si te estás preguntando si estás avanzando o no, tienes que saber bien que no estás haciendo ningún progreso – porque cuando se avanza tú lo sabes. ¿Por qué? Es igual que cuando estás enfermo y estás tomando algún medicamento. ¿Podrás ser capaz de sentir si estás mejorando o no? Si no lo sientes y te surge la pregunta de si estás mejorando o no, tienes que saber bien que no estás mejorando. El bienestar es un sentimiento claro que cuando lo tienes lo sabes.

Pero ¿por qué surje esta pregunta? Surje por muchas razones. Una, no estás realmente trabajando. Estás sólo decepcionándote. Te estás engañando a ti mismo. Estás menos preocupado de lo que estás haciendo y más preocupado de lo que está sucediendo. Si realmente estás haciéndolo, puedes dejar el resutado a la existencia. Pero nuestras mentes son tales que estamos menos preocupados de la causa y más preocupados del efecto – debido a la avaricia. La avaricia quiere tener todo sin hacer nada. Así la mente codiciosa se va moviendo hacia adelante. Entonces la mente codiciosa se pregunta, '¿Qué está sucediendo? ¿Está sucediendo algo o no?' Involúcrate realmente con lo que estás haciendo y cuando suceda algo lo sabrás. Te va a pasar a ti. No necesitas preguntarle a nadie.

No existe un camino fijo. Cada uno está en un camino distinto; No estamos en un solo camino. Incluso si estás siguiendo una técnica de meditación, no estás en el mismo camino que alguien que está haciendo la misma técnica; no puedes estarlo. No existe un camino público. Cada camino es individual y personal. Así que ninguna experiencia de otro en el camino será útil para ti; más bien, puede ser dañina. Alguien puede estar viendo algo en su camino. Si él te dice que ese es el signo del progreso, puede que no encuentres el mismo signo en tu camino. Los mismos árboles pueden no estar en tu camino; las piedras pueden no estar en tu camino. Así que no seas una víctima de este sinsentido. Sólo ciertos sentimientos internos son relevantes. Por ejemplo, si estás avanzando, entonces ciertas cosas van a comenzar a suceder en forma espontánea. Uno, te vas a sentir cada vez más satisfecho.

En realidad, cuando la meditación se realiza completamente, uno llega a estar tan satisfecho que se olvida de meditar – porque la meditación es un esfuerzo, un descontento. Si un día te olvidas de meditar y no sientes ninguna adicción, no sientes ningún vacío, estás tan satisfecho como nunca, entonces tienes que saber que es un buen signo.

No hagas de la meditación un hábito. Deja que esté viva! Entonces el descontento desaparecerá poco a poco; te sentirás satisfecho y no sólo cuando estés meditando. Si algo sucede mientras estás meditando, es falso, es hipnótico. Tiene algo de bueno pero no va a ser muy profundo. Es bueno sólo en comparación. Si no está sucediendo nada, no hay meditación, no hay momento de gozo, no te preocupes por ello. Si algo está sucediendo, no te aferres a eso. Si la meditación está en lo correcto, es profunda, te sentirás transformado durante todo el día. Una satisfacción sutil estará presente en todo momento. Con lo que sea que estés haciendo, sentirás un centro fresco en tu interior…satisfacción.

Sin duda que habrán resultados. La rabia será cada vez menos posible. Irá desapareciendo. ¿Por qué? – porque la rabia muestra una mente no meditativa, una mente que no está en paz consigo misma. Con la meditación serás más y más feliz contigo mismo – recuerda, contigo mismo. Estos serán signos, los signos generales. Así que no pienses que estás logrando mucho si estás comenzando a ver luz o si estás viendo colores hermosos. Ello es bueno pero no te sientas satisfecho a menos que hayan cambios sicológicos reales: menos rabia, más amor; menos crueldad, más compasión. A menos que esto suceda, el ver luces y colores y escuchar sonidos es un juego de niños. Son hermosos, muy hermosos; es bueno jugar con ellos – pero ése no es el objetivo de la meditación. Suceden en el camino, son sólo subproductos, pero no te preocupes.

En una relación, observa lo que está sucediendo. ¿Cómo te estás comportando con tu esposa ahora? Obsérvalo. ¿Hay algún cambio? Ese cambio es significativo. ¿Cómo te estás comportando con tu sirviente? Hay algún cambio? Ese cambio es significativo.

La meditación para mi no es un juego de niños. Es una profunda transformación. ¿Cómo darse cuenta de esta transformación? Primero sentirás tu transformación interna en tus relaciones externas y luego irás profundo. Entonces comenzarás a sentir algo en el interior. Pruébalo, penetra en tus relaciones y mira allí si tu meditación está avanzando o no.

Si sientes un creciente amor, un amor incondicional, si sientes una compasión sin razón, si sientes una profunda preocupación por el bienestar del otro, tu meditación está avanzando. Entonces olvida las otras cosas. Con esta observación también observarás muchas cosas en ti mismo. Estarás más en silencio; tendrás menos ruido dentro. Cuando haya necesidad hablarás, cuando no haya necesidad estarás en silencio. Te sentirás más en paz, relajado. Cualquier cosa que estés haciendo, será un esfuerzo relajado; no habrá tensión. Llegarás a ser menos y menos ambicioso. Por último, no habrá ambición. Incluso la ambición de llegar a moksha no estará allí. Incluso el deseo de liberación es una esclavitud. Incluso el deseo de no tener deseo es una esclavitud.

Una cosa más: cualquier cosa que estés haciendo, no pienses en que vendrán resultados en el futuro. Si estás haciendo algo real, los resultados están ahí y ahora. En el trabajo interno, si has meditado hoy, los resultados no van a estar mañana. Si has meditado hoy. El perfume de ello, por pequeño que sea, estará allí. Si eres sensible lo puedes sentir. Cada vez que se hace algo real, te afecta aquí y ahora.

Por lo tanto la meditación no es sólo una cosa que haces por una hora y te olvidas. Realmente, la vida entera tiene que ser meditativa. Sólo entonces comenzarás a sentir cosas. Y cuando digo que la vida entera tiene que ser meditativa, no quiero decir ir y cerrar los ojos por veinticuatro horas y sentarte y meditar – no! Donde sea que estés puedes ser sensible y esa sensibilidad te dará resultados. Entonces no habrá necesidad de preguntarse, '¿Estoy avanzando o no?' Sólo con esta capacidad de estar conciente de todas las cosas que están sucediendo alrededor tuyo, desarrollarás la capacidad de sentir lo que está sucediendo en tu interior.


Osho: La Alquimia Suprema, Tomo 2,#18

<< Back