Quantcast

Acerca de la meditación? ¿Cómo saber cuándo cambiar el método?

<< Back

Siempre recuerda que aquello que disfrutas puede penetrar más profundamente en ti. Disfrutar significa que eso es para ti, que hay una sutil armonía entre tú y el método.
Una vez que disfrutes no seas avaro, entra en el método tanto como puedas, hazlo al menos una vez al día o, si es posible, dos veces al día. Mientras más lo hagas, más lo disfrutarás. Solamente cámbialo cuando la alegría desaparezca, entonces la labor está hecha. Busca otro método; ningún método te puede llevar hasta el final.
En el camino tendrás que cambiar de tren muchas veces. Un cierto método te lleva a un cierto estado; más allá de esto ya no lo puedes usar.

Así es que dos cosas tienes que recordar cuando disfrutes un método: hazlo tan profundamente como te sea posible, pero no te vuelvas adicto ya que un día tendrás que dejarlo. Si eres adicto, entonces no lo podrás dejar; es como una droga.
Ya no lo disfrutarás, no te dará nada, en cambio se ha convertido en un hábito. Uno puede continuar con él, pero se estará moviendo en círculos, no podrá llevarte más allá.
Así es que deja que la alegría sea el criterio. Si hay alegría, continúa hasta la última gota, sigue. Debes exprimirla totalmente. Ningún jugo debe dejarse atrás...ni siquiera una gota. Y después, sé capaz de abandonarlo. Elije otro método que te traiga alegría; muchas veces la persona tendrá que cambiar. Varía de persona a persona, pero es difícil que un solo método sirva para todo el camino.




Osho: Only Losers Can Win in This Game



Todos los métodos que yo te he dado no tendrás que abandonarlos. Úsalos a la perfección y, en el momento en que sean perfectos ellos te abandonarán por si solos, como una fruta madura que se cae del árbol. Cuando un método desaparece por sí mismo, tiene una belleza, entonces tu ser testigo no se afecta. Continúa hasta que el método desaparezca por sí mismo y tú te quedes como un observador en la colina.


Osho: Transmission of the Lamp, #29

<< Back