Quantcast

Acerca de la meditación? ¿Es siempre necesario cerrar los ojos mientras estoy meditando?

<< Back

Editorial Comment



Casi todas las técnicas y las fases de una técnica en concreto, requieren tener los ojos cerrados. Otras, sin embargo, requieren que tengas los ojos abiertos e incluso en algunas es tu elección.

Osho explica a continuación como el tener los ojos cerrados te ayuda a penetrar en tu interior.

No existe un camino natural para penetrar en tu interior, y además no es necesario. Si acumulas la consciencia necesaria, esta encontrará su propio camino; al igual que el agua crea su propio camino – sin mapa, sin directrices. Simplemente la cantidad necesaria y el agua comenzará a fluir hacia un oceano desconocido.

Lo mismo ocurre con la consciencia. Cuando en tu interior se acumula suficiente consciencia, inmediatamente comienza un camino que nadie ha recorrido antes, y comienzas a desplazarte hacia adentro. Los sentidos exteriores están cerrados; esto es lo que quiero decir cuando digo que mantengas los ojos cerrados, que dejes tu cuerpo completamente atrás...porque todos los sentidos están unidos al cuerpo. Se, simplemente, un observador de la mente, de forma que la mente no pueda desplazar tu energía hacia fuera. Con el cuerpo y la mente ambos cerrados, la energía se acumula espontáneamente, hasta llegar a un punto en el que empieza a desplazarse hacia tu interior. Tu no necesitas hacer nada excepto cerrar todas las puertas que te llevan lejos de ti mismo.

Es enormemente sencillo porque tu no has de hacer nada. Pero es precisamente su sencillez, su obviedad, lo que lo hace tan difícil, la cosa mas difícil, porque nadie puede enseñarte, nadie puede señalarte en que dirección moverte y como moverte. El maestro solo puede crear una situación en la que el movimiento espontáneo de energía se produzca.

Esto es lo que yo llamo meditación. No es una acción, sino todo lo contrario. Tienes que parar toda acción. La meditación es tu “no-acción”. En el momento en el que no estás haciendo, toda la energía que estabas empleando en hacer mil y una cosa, se libera; se acumula hasta llegar a un punto en el que empieza a desplazarse hacia tu interior, y tu centro mas profundo no queda lejos.


Osho: The Miracle, #9

<< Back