Quantcast

Acerca de la meditación? Mi propósito es único...

<< Back

'Y no solo aquí, sino muy lejos...
en cualquier parte del mundo donde otras personas
escuchen una audición o un vídeo,
llegarán al mismo silencio”.


Mi propósito es único; utilizo palabras sólo para crear espacios de silencio. Las palabras no son importantes, por lo que puedo decir cosas contradictorias, cosas absurdas, cosas no relacionadas, porque mi propósito no es otro que el de crear espacios. Las palabras son secundarias; los silencios entre esas palabras son primarios.

Este es simplemente un recurso para darte un vislumbre de la meditación. Y una vez sepas que es algo posible para ti, habrás ido lejos en la dirección de tu propio ser. Mucha gente en el planeta no piensa que sea posible que la mente esté en silencio. Debido a que no lo piensan, no lo intentan.

Cómo dar a las personas un sabor de la meditación ha sido la razón básica de mi hablar, así que puedo seguir hablando eternamente, sin que importe lo que estoy diciendo. Todo lo que importa es que te estoy dando unas pocas oportunidades de estar en silencio, algo que encuentras difícil de hacer tú solo al comienzo.

No te puedo forzar a estar en silencio, pero puedo crear un recurso mediante el cual tú te vas a quedar en silencio de todas maneras. Estoy hablando, y en medio de una frase, cuando tú estabas esperando que siguiera otra palabra, no sigue otra cosa más que un espacio de silencio. Y tu mente estaba tratando de escuchar, esperando que siquiera algo, y no quería perdérselo; naturalmente se queda en silencio. ¿Qué puede hacer la pobre mente? Si se supiera con claridad en qué puntos voy a estar en silencio, si te dijera que voy a estar en silencio en estos y estos puntos, yo estaría en silencio, entonces tú te las arreglarías para pensar, no estarías en silencio. Entonces sabrás: “En este punto él va a estar en silencio, entonces podré tener mi propia pequeña conversación”. Pero, debido a que llega de forma absolutamente repentina... Yo mismo no sé por qué en ciertos puntos me detengo.

Ante una cosa así sería condenado cualquier orador del mundo, porque un orador que se detiene una y otra vez denota que no está preparado, que no ha hecho las tareas en casa. Denota que su memoria no es confiable, que algunas veces no puede encontrar qué palabra usar. Pero, debido a que esto no es oratoria, no me importa la gente que me va a condenar; me importas tú. Y esto no pasa sólo aquí, si no muy lejos... en cualquier parte del mundo que las personas estén escuchando a un vídeo o un audio, llegarán al mismo silencio.

Mi éxito no está en convencerte ; mi éxito está en darte un sabor real, para convencerte de que la meditación no es una ficción, que el estado de no-mente no es simplemente una idea filosófica, que es una realidad, que tienes capacidad para ello, que no se necesitan aptitudes especiales. Puedes ser un pecador, puedes ser un santo ; no importa. Si el pecador puede volverse silencioso, llegará al mismo nivel de conciencia que el santo.


Osho: The Invitation, Chapter 14

<< Back