Quantcast

OSHO Times Body Dharma Insomnio

Insomnio

Un artículo de una revista femenina dice que alrededor de cincuenta y siete millones de norteamericanos sufren del famoso insomnio. Después del resfrío común y del dolor de cabeza, esta enfermedad se posiciona en el número tres con más visitas al médico. ¿Te gustaría hacer algún comentario?

El insomnio no es una enfermedad. El insomnio es una cierta forma de vida.

El hombre está hecho por naturaleza para trabajar duro por lo menos durante ocho horas. A menos que trabaje duro durante ocho horas, no se gana el derecho a un dormir profundo. Y a medida que la sociedad se vuelve cada vez más rica, las personas dejan el trabajo duro. No hay necesidad; otros pueden trabajar por ellos. El día entero están haciendo cosas pequeñas de las cuales disfrutan, pero no es un trabajo duro como el del trabajador de una cantera o el de un leñador. El cuerpo está hecho de tal manera que después de ocho horas de arduo trabajo, naturalmente necesite sucumbir en el sueño para rejuvenecer su energía. Pero parece difícil...¿has ganado suficiente dinero y aún así estás cortando madera durante ocho horas? Entonces, ¿para qué has ganado ese dinero? Parece estúpido. Podrías haber cortado madera incluso sin llegar a ser millonario.

Por lo tanto, si cincuenta millones de personas en Norteamérica están sufriendo de insomnio, eso simplemente significa que esas personas no se están ganando el derecho a dormir. No están durmiendo para crear la situación en donde se produzca el sueño. No puedes encontrar cincuenta millones de personas en un país pobre... no puedes encontrar cinco personas.

Se ha sabido durante siglos, que los mendigos duermen mejor que los emperadores. Los trabajadores, los trabajadores manuales duermen mejor que los intelectuales. Los pobres duermen mejor que los ricos, porque tienen que trabajar duro para ganar su pan, pero al mismo tiempo están ganando el derecho a tener un hermoso momento de sueño.

El insomnio no es una enfermedad, es la forma más rica de vida. De hecho lo que sucede es que todo el día estás descansando; luego, en la noche, das vueltas en la cama. Ése es el único ejercicio que te queda, e incluso no quieres hacerlo. Da vueltas en la cama tanto como puedas. Si todo el día es de descanso entonces la noche no puede ser para dormir. Ya has descansado.

Si las personas que sufren de insomnio realmente quieren liberarse de él, no tienen que verlo como si fuera una enfermedad. No tiene sentido visitar al médico. Deben comenzar a trabajar en su jardín, a hacer algo de trabajo duro y olvidarse por completo del sueño; éste vendrá. Siempre viene, no tienes que buscarlo.

Estas son las dificultades. La naturaleza nunca quiso que algunas personas tengan todas las riquezas del mundo y que la mayoría de las personas deba ser pobre. Mirando las intenciones de la naturaleza, parece que ésta ha querido que todo mundo trabaje. Nunca quiso estas clases de pobres y ricos; quiso una sociedad sin clases donde todos estén trabajando.

Es posible que el trabajo sea diferente. Si has estado pintando todo el día, eso también traerá sueño. O tendrás que crear ejercicios artificiales — ir al gimnasio, correr, trotar. Muchos idiotas lo están haciendo. Un ejercicio inútil. ¿Para qué trotar cuando puedes cortar madera? ¿Para qué trotar cuando tu jardín está siendo cuidado por alguien que duerme perfectamente? Le pagas para que trabaje, y él duerme perfectamente bien.

Tú trotas y nadie te paga y tienes problemas para dormir. ¿Cuánto puedes trotar? ¿Cuánto puedes correr? Y un hombre que no ha dormido toda la noche no tiene ganas de correr en las mañanas, porque toda la noche ha estado luchando para conciliar algo el sueño. Cansado de darse vueltas y vueltas en la cama, en la mañana logra dormir un poquito,¡y ése es el momento sugerido para que corra y trote!

El insomnio no debe ser considerado dentro de las enfermedades. A las personas se las tendría que hacer conscientes de que no están siguiendo el curso natural que el cuerpo necesita. Puedes por supuesto hacer pequeñas cosas...nadar, jugar tenis, pero no será un sustituto real del trabajo duro de ocho horas. El hombre básicamente era un cazador — y no con ametralladoras, sino con flechas, sólo con flechas — corriendo detrás del ciervo. No todos los días conseguía su comida. Todo el día corría y seguía los animales y no era capaz de agarrar uno, así que llegaba a casa con las manos vacías pero realmente cansado.

Tu cuerpo aún te está pidiendo que hagas eso. Puedes elegir la forma de hacerlo; entonces el insomnio desaparecerá a su propio ritmo.

Aquellos cincuenta millones que padecen insomnio no necesitan compasión de nadie. Se les debe decir en forma directa y clara: “Tu forma de vida está equivocada. Cámbiala; de otra forma sufrirás.” Y se producirá una gran revolución cuando cincuenta millones de personas comiencen a trabajar ocho horas al día. No lo necesitan para obtener su alimento, para su ropa, para su hogar, pero pueden trabajar para aquellos que necesitan alimento, que necesitan medicamentos, que tienen otras necesidades en la vida.

Si cincuenta millones de personas comienzan a trabajar duro ocho horas al día, al servicio de los pobres, cambiará todo el clima de la sociedad. La misma idea de pelear, de luchar entre las clases desaparecerá, porque no habrá clases.

Y esto llegará a ser un problema cada vez más grande, porque las máquinas están reemplazando al hombre en todos los campos. Las máquinas son más eficientes, más obedientes, pueden trabajar 24 horas sin descanso, siete días a la semana... sin vacaciones, sin feriados religiosos, porque no son ni judíos ni cristianos ni hindúes.

Las máquinas no piden nada, ni siquiera un descanso. Y una máquina puede trabajar en cambio de cientos o miles de personas, muy pronto todo el mundo va a tener un problema: el insomnio va a ser uno de los problemas más grandes en los días que vienen,porque al asumir la máquina la autoridad, el hombre es libre. A él se le pagará por su desempleo, y será lo suficiente para que no pida trabajo. Tendrá suficiente dinero.

Así que ¿qué puede hacer él? Puede jugar a las cartas, ajedrez, beber alcohol, pelear, y sufrir de insomnio. El insomnio va a ser un fenómeno mundial. Lo que está sucediendo con cincuenta millones de personas en Norteamérica le pasará a casi cada persona a la que le hayan quitado su trabajo. Cuando las personas se retiran comienzan a sufrir de insomnio cuando nunca lo han sufrido antes.

Así que no creo que sea una enfermedad. No la categorices como la tercera enfermedad más prevaleciente. No es de la categoría de las enfermedades; es nuestra forma equivocada de vida.

Puede haber unas pocas personas, muy pocas personas, para quienes puede ser una enfermedad, por ejemplo, los intelectuales cuyas mentes están continuamente trabajando y entran en el hábito de trabajar. Entonces en la noche cuando ellos quieren dormir la mente sigue funcionando y esto es suficiente para el insomnio. Y no tienen control sobre la mente para detenerla. Pueden gritar; la mente no se preocupa por eso.

La mente, mientras estás descansando en la cama, se va rebobinando, porque en el día hubo muchas actividades suplementarias de pensamientos que han quedado incompletas; tienen que completarse. La mente es una perfeccionista. Quiere hacerlo todo perfectamente, de manera que todo lo que ha quedado incompleto está tratando de completarlo. Y no tiene necesidad de dormir. Es el cuerpo el que necesita dormir. Si el cuerpo no ha trabajado y no se ha ganado el sueño, y la mente ha estado funcionando demasiado y yendo tan rápido que ha llegado a habituarse a ello, este tipo de hombre puede incluso trabajar con el cuerpo y aún así sufrir de insomnio. Entonces, será una enfermedad. Entonces él necesita la medicina que llamo meditación, de manera que su mente puede relajarse y dejar que el cuerpo vaya a dormir.

Pero estas personas que no pueden dormir están realmente sufriendo mucho porque en su vida no hay nada, carece de significado, todo es hipocresía. “Socializar” lo llaman. Y entonces en la noche no pueden incluso dormir. El día no tiene utilidad, la noche es inútil. Han perdido todo contacto con la vida. Se les debería ayudar.

Tendría que haber más centros de meditación, especialmente para personas que están sufriendo de insomnio. La meditación les ayudará a relajarse. Y cuando vayan a meditar se les debe decir, “La meditación sola no servirá; es la mitad del trabajo. La mitad la tienes que hacer — o sea ejercicio físico.” Y creo que las personas sufren tanto al no dormir, que serán capaces de hacer todo lo que se sugiera.

Y el trabajo duro tiene su propia belleza. Cortas madera y transpiras y viene una brisa fresca...y hay un sentimiento tan hermoso en el cuerpo, que una persona que no está trabajando duro no puede incluso entender. El hombre pobre también tiene sus lujos. Sólo él sabe de ellos.

 

Osho, The Path of the Mystic, charla #44

Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí .