Quantcast

OSHO Times Body Dharma ¿Quizás ella nació así, o...?

¿Quizás ella nació así, o...?

Soy un artista del maquillaje en Nueva York y siento que el maquillaje puede ser usado para realzar espiritualmente la belleza natural de una mujer.... Pero me doy cuenta que las mujeres en el Resort de Meditación no usan maquillaje.

El maquillaje es la invención de la gente fea. No es que el maquillaje sea feo, sino que el maquillaje mismo es la invención de los feos. Los feos se sienten inferiores comparados con lo naturalmente bello - celosos, competitivos. Los feos tratan de compensarlo con métodos artificiales. Lo natural no tiene necesidad de compensarse. Pero las personas naturalmente bellas son muy pocas; de ahí que el maquillaje se ha convertido casi en algo rutinario.

Por miles de años, el hombre ha estado tratando de esconder de todas las formas posibles todo lo feo que hay en él, en el cuerpo, en la mente, en el alma. Incluso las personas que eran naturalmente hermosas comenzaron a imitar lo feo y lo artificial, por la simple razón de que lo artificial puede engañar. Por ejemplo, los pechos naturalmente no son tan bonitos como pueden hacerse ver. Incluso si una mujer tiene pechos naturalmente bellos, ella comenzará a sentir que las mujeres que no tienen belleza natural en sus pechos pueden por lo menos pretender y mostrar que ellas son más hermosas. Así que lo naturalmente bello también comienza a imitarse.

El maquillaje y la idea completa del maquillaje es básicamente hipocresía. Uno debe amar y aceptar la naturaleza de uno mismo...y no sólo en el nivel físico, porque es ahí donde el viaje comienza. Si en esto eres falso , entonces ¿por qué no pretender la misma falsedad en lo que respecta a la mente? Entonces ¿qué hay de malo en pretender ser un santo, un sabio, cuando no lo eres? La lógica será la misma. Y a veces sucede que el hipócrita puede dominar lo real, porque el hipócrita puede practicar, puede ensayar, puede manejar y manipular de muchas formas.

No estoy diciendo que todo lo que no es natural es malo.
La naturaleza puede ser perfeccionada. Para eso es la inteligencia, pero no se debe ir en contra de la naturaleza.
Por ejemplo, los labios pueden ser más rojos con mejor comida, con mejor ejercicio, con mejor medicina. Eso también es perfeccionar la naturaleza, pero perfeccionar la naturaleza en una forma natural. Ponerse lápiz labial es fácil; no es realmente perfeccionarse. Es bueno para el escenario.

Las mujeres pueden afeitarse sus piernas y las axilas. Es bueno, es higiénico; no hay nada malo en ello. A menos que tomes todos los cuidados para limpiar tu cuerpo.... Si tomas un baño todos los días y limpias tu cuerpo, entonces los vellos debajo de los brazos no son malos. No hay nada malo en ellos. No hay necesidad de sacarlos, entonces tienen su espacio. Pero si no estás tomando un baño y si no estás siendo higiénico y limpio, entonces ciertamente acumularán suciedad y transpiración y olerán mal. Entonces es bueno sacarlos. No estoy en contra de sacarlos. Es hermoso afeitarse los vellos de tus piernas y darle a tus piernas una forma hermosa.

...Puedes engañar a otros, pero ¿cómo puedes engañar a las personas cercanas a ti? Y ¿es correcto engañarlas? Y si te aman por tus pechos, cuando descubran que tus pechos son falsos - de plástico o goma - ¿seguirán amándote? El amor desaparecerá. Toda la humanidad se ha vuelto falsa. La idea parece ser engañar, imitar.

La naturaleza tiene que ser ayudada a ir más allá de si misma, no debe ser reprimida. Si la naturaleza es reprimida, te comienzas a convertir en esquizofrénico. Comienzas a tener individualidades dobles: una que es lo que eres; otra que muestras a los demás. Y puedes llegar a confundirte mucho dentro de ti mismo. ¿Quién eres tú? - ¿esto o lo otro? No es sólo una cuestión de tener dos personalidades, tendrás que tener muchas personalidades. La madre tendrá una personalidad hacia su hijo - tiene que pretender ser una madre - y hacia el esposo tiene que pretender ser una esposa. Y hacia el amante tiene que pretender ser un amante, y etc., etc, etc. Así que ella tendrá muchas personalidades alrededor de ella y en la jungla de todas esas personalidades, se perderá su propia individualidad. Ella encontrará muy difícil descubrir su rostro original.

Tú me dices, 'El maquillaje puede ser usado para realzar espiritualmente la belleza natural de una mujer....'. Eso es una verdadera tontería. La espiritualidad no puede ser realzada con ningún maquillaje.

La belleza espiritual no tiene nada que ver con nada que pueda hacerse desde fuera.
La espiritualidad es tu rostro original; es el descubrimiento de tu naturaleza intrínsica. No tiene que ser alterada, no tiene que ser pintada, no tiene que ser arreglada. No tiene bellos en las piernas porque no hay piernas, no hay axilas, no hay labios.

Tu ser más interno es conciencia pura. No necesita maquillaje.
Todo mi esfuerzo consiste en ayudarte a ser tú mismo, a ser totalmente libre de personalidades. La personalidad es lo falso que te rodea y la individualidad es el regalo de la existencia. Ya está allí dentro de ti. Si dejas caer tus personalidades, la descubrirás. Cuando eliminas las personalidades, la individualidad se desborda.

 La vida real tiene que ser natural y la vida real tiene que ir un día más allá de la naturaleza. Pero la naturaleza tiene que convertirse en su base.
Entonces viene la trascendencia y esa es la experiencia más hermosa. Embellece, tu cuerpo, tu mente, tu alma. No sólo te embellece, embellece incluso a las personas que entran en contacto contigo. Esta belleza pertenece al más allá; se llama gracia. Algo desciende desde lo alto y te inunda.

Osho, Come, Come, Yet Again Come, charla #6. 

Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí.