Quantcast

OSHO Times Body Dharma La Salud Real es la Salud Interior

La Salud Real es la Salud Interior

Ahora bien, hay maestros que dicen: ' Lo que quieras lo obtendrás con la meditación. Lloverá el dinero. Sólo pídelo en meditación profunda y sucederá.”

Es el lenguaje de tus deseos el que habla en este caso. La verdad es precisamente lo opuesto. Si me lo preguntas, si tú meditas de verdad, serás un fracaso en la vida, un rotundo fracaso. Si estás teniendo éxito, incluso el éxito desaparecerá, porque la meditación te pondrá tan relajado, tan no violento, tan amoroso, tan no competitivo, no egoísta, que ¿a quién le importa el éxito?

La meditación te hará tan feliz que, ¿quién se quiere molestar con el mañana?
¿Quién quiere apostar el hoy por el mañana?

 

La meditación te hará internamente rico, ciertamente. Internamente te volverás extático, pero exteriormente no se puede garantizar que te volverás rico, que te volverás exitoso, que te sanarás, que no tendrás enfermedad alguna. ¡Todo eso es pura mierda!

Raman Maharshi murió de cáncer, Ramakrishna Paramahansa murió de cáncer. ¿Puedes encontrar meditadores más grandes? J. Krishnamurti sufrió de muchas enfermedades; él sufrió de muchos dolores de cabeza a lo largo de veinte años. El dolor de cabeza llegaba a ser tan severo que algunas veces quería golpear su cabeza contra la pared. ¿Puedes encontrar meditador más grande?. ¿Puedes encontrar a un buda viviente más grande? Si J. Krishnamurti sufre de dolor de cabeza, si Raman Maharshi muere de cáncer, si Ramakrishna muere de cáncer, ¿crees que la meditación te dará la salud? Sí, de alguna manera te hará mas sano y más entero, pero sólo de una manera muy interna.

En lo profundo estarás entero, en lo profundo habrá una salud espiritual interior.
 

Raman se muere de cáncer, pero sus ojos están llenos de alegría. Se muere riendo. Ésta es la salud verdadera. En agonía profunda está su cuerpo, pero él es solamente un testigo. Esto es meditación.

 

Osho, The Dhammapada: The Way of the Buddha, Vol. 9, charla #5

Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí.