Quantcast

OSHO Times Body Dharma El Cuerpo Energético

El Cuerpo Energético

El segundo cuerpo,pranamaya kosha, te da una nueva libertad, te da más espacio. El segundo cuerpo es más grande que el primero; no está confinado a tu cuerpo físico. Está dentro del cuerpo físico y está fuera de él. Te rodea como un clima sutil, un aura de energía. Actualmente, en la Rusia Soviética han descubierto que se pueden tomar fotografías del cuerpo energético. Lo llaman bioplasma, pero exactamente quiere decir prana. La energía, el elan vital, o lo que los taoístas llaman chi, se puede fotografiar ahora. Ahora se ha vuelto casi científico.

En la Rusia Soviética se ha hecho un descubrimiento muy grande, y es el siguiente: antes de que tu cuerpo físico sufra alguna enfermedad, el cuerpo energético la sufre, seis meses antes. Después le ocurre al cuerpo físico. Si te va a dar tuberculosis o cáncer o cualquier otra enfermedad, tu cuerpo energético empieza a dar indicios de esto seis meses antes. Ningún reconocimiento, ningún análisis del cuerpo físico muestra nada, pero el cuerpo eléctrico empieza a mostrarlo. Primero aparece en el pranamaya kosha, luego entra en el annamaya kosha.

Así que ahora dicen que se ha hecho posible tratar a una persona antes de que caiga enferma. Una vez que llegue a ser así, entonces no habrá necesidad de que la humanidad enferme. Antes de que te des cuenta de que estás enfermo, tus fotografías con los métodos Kirlian mostrarán que alguna enfermedad le va a suceder a tu cuerpo físico. Puede ser prevenida en el pranamaya kosha.

Por eso el yoga insiste mucho en la pureza de la respiración. porque el pranamaya kosha está hecho de una energía sutil que viaja dentro de ti con la respiración. Si respiras adecuadamente, tu pranamaya kosha permanece saludable y total y vivo.

Una persona así nunca se siente cansada. Una persona así siempre está disponible para hacer algo. Una persona así siempre es receptiva, siempre está lista para responder al momento, lista para tomar el reto. Siempre está lista; nunca la encontrarás sin estar preparada para cualquier momento. No es que planee el futuro, no, pero tiene tanta energía que está lista para responder a cualquier cosa que suceda. Tiene energía en exceso.

La respiración natural tiene que ser entendida. Mira a los niños pequeños: respiran naturalmente. Por eso los niños pequeños están tan llenos de energía. Los padres están cansados, pero ellos no están cansados.

¿De dónde viene la energía? Viene del pranamaya kosha. Un niño respira naturalmente, y por supuesto inhala más prana, más chi, y lo acumula en su vientre. El vientre es el sitio en que se acumula la reserva. Mira a un niño: Esa es la forma correcta de respirar. Cuando un niño respira, su pecho no se afecta en absoluto. Su vientre va arriba y abajo. Respira como si lo hiciera desde el vientre. Todos los niños tienen un vientre pequeño; ese vientre está ahí a causa de su respiración y su reserva de energía.

Esa es la forma correcta de respirar; recuerda no usar mucho tu pecho. Algunas veces puede usarse: En casos de emergencia. Estás corriendo para salvar tu vida; entonces puede usarse el pecho. Es un mecanismo de emergencia. Entonces puedes usar una respiración rápida y poco profunda, y correr. Pero ordinariamente el pecho no debería usarse. Y algo para recordar: El pecho está destinado sólo para situaciones de emergencia porque es difícil en una situación de emergencia respirar con naturalidad, porque si respiras naturalmente te quedas tan calmado y callado que no puedes correr, no puedes pelear. Estás muy calmado y sereno, como un buda. Y en una situación de emergencia – la casa está en llamas – si respiras con naturalidad no podrás salvar nada. O un tigre salta sobre ti en un bosque y si tú sigues respirando naturalmente no te preocuparás; dirás “Está bien, dejémoslo hacer lo que quiera”. No podrás protegerte.

Así pues, la naturaleza te ha dado un mecanismo de defensa; el pecho es un mecanismo de defensa. Cuando un tigre te ataca, tienes que soltar la respiración natural y tienes que respirar desde el pecho. Entonces tendrás más capacidad para correr, pelear, para quemar rápido la energía. Y en una situación de emergencia sólo hay dos alternativas: huír o pelear. Ambas necesitan una energía poco profunda, pero intensa... poco profunda, pero en un estado muy alterado y tenso.

Si tú respiras continuamente desde el pecho, tendrás tensiones en tu mente. Si continuamente respiras desde el pecho, siempre tendrás miedo porque la respiración del pecho está destinada para existir sólo en situaciones de temor. Y si la has convertido en un hábito, entonces continuamente sentirás miedo, estarás tenso, siempre en conflicto. El enemigo no está ahí, pero tu imaginarás que el enemigo está ahí. Así es como se crea la paranoia.

Mira a un niño y ésa es la respiración natural; y respira de esa manera. Deja que tu vientre suba cuando inhalas, deja que tu vientre baje cuando exhalas. Y deja que suceda con tal ritmo que se convierta casi en una canción en tu energía, en una danza – con ritmo, con armonía – y te sentirás tan relajado, tan vivo, tan vital que no podrás imaginar que tal vitalidad sea posible”.
 

La próxima semana: Más allá de la Mentalidad de la Multitud
 
 

Osho, Yoga: The Path to Liberation, charla #1

Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí.