Quantcast

OSHO Times Emotional Ecology Tipos de personalidad

Tipos de personalidad

Siento que tengo un legado de pereza y escapismo. Tampoco siento energía, o si la siento, encuentro difícil soltarme por completo simplemente. Siento el control.

Siento que está en alguna parte y que se ha vuelto parte de tu bio-computadora. La mente funciona como una computadora, y seguimos alimentándola con actitudes. Siguen acumulándose allí y con el tiempo llegan a estar profundamente arraigadas. Las personalidades pueden ser divididas en dos categorías. Una, los psicólogos la llaman personalidad T, tóxica, y la otra la llaman personalidad N, nutritiva.

Una personalidad tóxica está siempre mirando las cosas de una manera negativa. Toda la visión del mundo de la personalidad tóxica es depresiva, triste. La personalidad tóxica se oculta en rostros hermosos. Un perfeccionista es una personalidad tóxica. Tú no puedes decir que algo está equivocado en un perfeccionista, pero toda la idea de ser un perfeccionista es encontrar errores, faltas, omisiones. Es un truco. Tú no puedes encontrar ninguna falta en un hombre que busca la perfección, pero de hecho ésa no es su meta; la perfección es un recurso. Él desea mirar las omisiones, las equivocaciones, los errores, cualquier cosa que falta, y ésta es la mejor manera — para conservar una meta de perfección de modo que pueda compararla con el ideal y condenar siempre.

Esta personalidad tóxica piensa siempre en lo que no es y nunca mira lo que es, así que el descontento se vuelve natural. Una personalidad tóxica envenena su propio ser; no sólo eso, —gotea veneno.

Puede ser una herencia. Si has vivido con gente en tu niñez que tenía una actitud negativa hacia la vida.… Pueden estarse ocultando en términos brillantes, un hermoso idioma, ideales, el cielo, dios, la religión, el alma; pueden utilizar palabras hermosas, pero están intentando simplemente… y hablan del otro mundo sólo para condenar éste. No se refieren al otro mundo. No tienen ningún interés en los santos, pero sólo para probar que otros son pecadores, hablarán de los santos.

Es una actitud muy mórbida. Ellos dirán: '“Vuélvete como Jesús'.” No están interesados en Jesús en absoluto. Si Jesús estuviera allí ellos serían las últimas personas en ir a él, pero sólo para condenarte, éste es su recurso. Tú no puedes convertirte en Jesús, así que te vuelves una víctima. Ellos siempre te condenan. Crean valores, moralidades, actitudes puritanas. Son los moralistas; son los grandes envenenadores del mundo.

Y están por todas partes. Estas personas tienden a volverse maestros, educadores, profesores, rectores, santos, obispos, papas; tienden a convertirse en estas cosas porque entonces pueden condenar. Están incluso listos a sacrificar todo si tan sólo se les permite la alegría de condenar a otros. Están por todas partes, ocultándose de muchas maneras. Y siempre están haciendo cosas por tu bien, por tu propio bien, así que estás indefenso contra ellos. Su herencia es verdadera, grande. Han dominado toda la historia.

Estas personas se vuelven dominantes de inmediato. Su misma ideología les ayuda a dominar porque pueden convertirse en condenadores. Y hablan en términos racionales. El racionalismo es también parte de la personalidad T. Son muy argumentadores… muy difíciles de vencer en la argumentación. Nunca son razonables, pero son siempre racionales.

Uno debe saber la diferencia entre un hombre razonable y un hombre racional. Un hombre razonable nunca es solamente racional, porque un hombre razonable sabe por experiencia que la vida tiene ambas partes — la racional y la irracional; que la vida tiene ambas — la razón y el sentimiento, la mente y el corazón.

Un hombre razonable es razonable. Un hombre racional nunca es razonable. Él fuerza la lógica en la vida — y la lógica puede ser perfecta; la vida nunca puede serlo. Mira siempre al ideal, e intenta forzar la vida para seguir el ideal. Nunca mira la vida y la realidad de la vida. Sus ideales están contra la vida.

La segunda personalidad, la personalidad N, la personalidad nutritiva, es totalmente diferente. No tiene ideales, en verdad. Sólo mira la vida y la realidad decide su ideal. Es muy razonable. Nunca es perfeccionista; es integral, pero nunca perfeccionista. Y siempre mira el lado bueno de las cosas. La personalidad N siempre está esperanzada, radiante, aventurera, confiada, sin condenar. Éstas son las personas que llegan a ser poetas, pintores, músicos.

Si una persona del tipo N se vuelve un santo, entonces allí hay un santo verdadero. Si una persona del tipo T se vuelve un santo, entonces allí hay un santo falso, un pseudo-santo. Si una persona del tipo N llega a ser padre, entonces allí hay un padre verdadero. Si una persona del tipo N llega a ser madre, allí hay una maternidad verdadera. Un tipo T es un pseudo padre y una pseudo madre. Eso es sólo un truco para explotar al niño, para torturar, para dominar, para poseer y aplastar al niño, para sentirse poderoso aplastando al niño. El tipo T está en la mayoría, así que puede que tengas razón en que estás llevando una herencia al igual que todos. Pero una vez que te llegas a dar cuenta, no es un gran problema. Puedes viajar de T a N muy fácilmente.

Algunas cosas para recordar. Si te sientes perezoso, no lo llames pereza. Escucha tu naturaleza; tal vez eso es lo que te acomoda. Eso es lo que llamo un hombre razonable. ¿Qué puedes hacer? Si la pereza te llega, entonces eso es lo que tienes que hacer. ¿Quiénes eres tú para decidir en su contra? ¿Y cómo puedes ganar contra ella? Incluso en tu lucha serás perezoso. ¿Quién va a ganar? Serás derrotado constantemente, y entonces te sentirás desdichado sin necesidad.

Sé realista. Escucha tu propio ser. Todos tienen su propio ritmo. Algunas personas son muy activas, apresurándose; no hay nada malo en ello. Si se sienten bien así, es bueno para ellas.

Y no crees ningún ideal de que esto es lo que tienes que hacer. No tengas ningún “deberías”. El “deberías” crea una especie de neurosis. Entonces uno se obsesiona. El “deberías” está siempre allí, de pie y condenándote, y no puedes disfrutar nada. ¡Disfruta! Mata el "“deberías"” por completo y estáte aquí y ahora. Cualquier cosa que puedas hacer; cualquier cosa que no puedas hacer, acéptalo. Así es como eres, y estás aquí para ser tú mismo, nadie más. Poco a poco verás que T se está convirtiendo en N. Te volverás nutritivo y gozarás más, amarás más, y te volverás más meditativo.

De hecho, para una persona perezosa llegar a ser meditativo es más fácil que para una persona activa. Es por ello que todo el Oriente se volvió perezoso —meditaron demasiado. La meditación es una clase de pasividad. Una persona activa se siente muy agitada. Simplemente sentarse en silencio es la cosa más difícil. No hacer nada es la cosa más difícil para una persona activa.

Simplemente goza y muévete como le acomode a tu ser — sin deberías, sin ideales, de lo contrario te envenenarán. Mira la vida con profunda esperanza. Es realmente hermosa. Simplemente mírala, y no esperes la perfección. No pienses en términos de disfrutar las cosas sólo cuando son perfectas; entonces nunca disfrutarás.

Si una persona del tipo T encuentra a dios, inmediatamente le encontrará algunas faltas. Es por ello que dios se está ocultando… debido a la gente del tipo T. Él se revela al tipo N, nunca a los tipos T. Él se revela solamente a los que pueden nutrirse de él — y no sólo eso, sino a los que pueden nutrirlo.

Así que sólo relájate, disfruta, acepta, y los problemas desaparecerán.

 

Osho, The Passion For the Impossible

Este título ya no se encuentra  disponible por requerimiento de Osho.