Quantcast

OSHO Times The Other: Myself Nosotros somos el mundo

Nosotros somos el mundo

Cuanto más me adentro en la meditación, siento más responsabilidad por mí misma y por la situación en el planeta. ¿Cómo es esto posible?

Cuanto más te acercas a ti misma, más responsable te sientes por el mundo, porque más te vuelves parte del mundo, dejas de estar separada de él.

El ser 'tú misma' con autenticidad es una gran responsabilidad, y no una carga. Es un gozo el poder hacer algo por la existencia .
 

La existencia ha hecho tanto por ti, que no hay forma de devolvérselo. Pero hay algo que podemos hacer. Será muy pequeño comparado con lo que la existencia ha hecho por nosotros, pero será una forma de mostrar nuestra gratitud. No se trata de si es algo pequeño o grande, la cuestión es que se trata de nuestra plegaria, de nuestra gratitud, y nuestra totalidad está involucrada en ello. Sí, ocurrirá: cuanto más te acerques a ti misma, más empezarás a sentir responsabilidades que nunca antes habías sentido.

Recuerdo que... En la vida de Mahavira, el filósofo jainista más importante... Viajaba con su discípulo cercano, Goshalak, de pueblo en pueblo. Y esto es lo que discutían: Mahavira insistía: 'Tu responsabilidad hacia la existencia muestra qué tanto has logrado tu realidad auténtica. No podemos ver tu auténtica realidad, pero podemos ver tu responsabilidad'.

En su camino encontraron una pequeña planta. Goshalak, que era un lógico, arrancó la planta y la arrojó a un lado. Era una planta pequeña, con raíces pequeñas. Mahavira dijo: 'Esto es una irresponsabilidad. Aunque quieras no puedes hacer nada contra la existencia. Puedes intentarlo, pero el tiro saldrá por la culata'.

Goshalak dijo: '¿Qué me puede hacer la existencia? He arrancado esta planta, la existencia no puede volverla a la vida de nuevo'.

Mahavira se rió. Entraron al pueblo, iban a mendigar su alimento. Después de comer, cuando regresaban, quedaron sorprendidos: la planta había echado raíces de nuevo. Mientras estaban en el pueblo había llovido, y las raíces de la planta, encontrando el apoyo de la lluvia, penetraron de nuevo en la tierra. Eran raíces pequeñas, hacía viento, y el viento ayudó a la planta a enderezarse de nuevo. Cuando regresaron, la planta había vuelto a su posición original. Mahavira dijo: 'Mira la planta. Te dije que no podrías hacer nada contra la existencia. Puedes intentarlo, pero eso se volverá en tu contra, porque te seguirá separando de la existencia. No te acercará más'.

'Sólo mira esa planta. Nadie podría imaginar que esto pasaría, que la lluvia y el viento unidos se las arreglarían para que la planta echara de nuevo raíces en la tierra. Va a poder vivir de nuevo. Nos parece que es sólo una pequeña planta, pero forma parte del vasto universo, de esta vasta existencia, del poder más grande que existe'. Y Mahavira dijo a Goshalak: 'A partir de este momento nuestros caminos se separan. No puedo permitir que viva conmigo un hombre que está contra la existencia, y que no siente responsabilidad'.

Toda la filosofía de Mahavira sobre la no-violencia puede entenderse mejor como la filosofía de veneración a la existencia. La no-violencia es simplemente una parte de ella.

Es un proceso continuo: Cuanto más te acerques a tí misma, más responsable te sentirás por muchas cosas que no te habían importado antes.

Guíate por este criterio: Cuanto más responsable te sientas por la gente, las cosas, la existencia, más puedes estar segura de que estás en el camino correcto.
 

Osho, Beyond Psychology, charla #2

Para continuar con la lectura, en inglés, haz click aquí.