Quantcast

Featured Books Life Love Laughter AMOR

AMOR

Soy la pausa entre dos notas
que sólo en pocas ocasiones armonizan verdaderamente,
porque la nota de la muerte tiende a ser la dominante.
Aunque ambas, trémulas, se reconcilian
en el oscuro intervalo...

Y ese oscuro intervalo es el amor; donde vida y muerte se encuentran, donde vida y muerte se abrazan una a la otra, donde vida y muerte se enamoran, donde vida y muerte alcanzan el orgasmo. Por eso el amor es tremendamente atrayente: porque es vida... y también miedo, porque también es muerte. Cuando haces el amor a una mujer, o a un hombre, nunca te implicas totalmente. Te lanzas a ello —porque es vida— pero entonces empiezas a dudar y no vas más allá porque la muerte está también presente. Es la pausa entre dos notas... y está oscuro... el oscuro intervalo entre las dos.

¿Por qué Rilke lo califica de 'oscuro'? El amor es oscuro. No es sólo por coincidencia que la gente haya elegido la noche para hacer el amor; no es simple coincidencia. Existe una afinidad entre oscuridad y amor. Hacer el amor bajo la luz brillante es ciertamente vulgar, feo, duro. Hacer el amor en el mercado donde los demás pueden verte es sencillamente una locura. Necesitas privacidad y la oscuridad te ofrece una privacidad absoluta porque en la oscuridad no puedes ver a tu amada ni tu amada puede verte a ti. Estás absolutamente sólo; el otro no supone interferencia alguna.

El amor posee la cualidad de ser oscuro porque es profundo. La oscuridad es siempre profunda; la luz es superficial. Recuérdalo: por mucha luz que haya, la luz es siempre poco profunda. Fíjate: el día es poco profundo; la noche es profunda, infinita. El amor es como la oscuridad... un profundo descanso... te sumerges en una tremenda profundidad. La muerte también es oscura. En todo el mundo la muerte ha sido pintada oscura. El amor es oscuro, la muerte también es oscura. Existe una afinidad entre amor y muerte.

Mucha gente viene a mí y me dice: '¿Por qué tenemos tanto miedo al amor? ¿Por qué? Lo anhelamos... pero le tenemos miedo. Y cuando la oportunidad surge, nos quedamos inmóviles, no sabemos dejarnos llevar.' Eso se debe a que el amor es medio muerte y medio vida; éste es el dilema. Ésta es la pausa entre dos notas...

Aunque ambas, trémulas, se reconcilian
en el oscuro intervalo...

Vives en amor y también mueres en amor. O... mueres porque vives. Una crucifixión y una resurrección.

... y la canción pervive inmaculada.

A menos que hayas conocido el amor, no habrás sabido lo que es la melodía. Es el encuentro, el encuentro orgásmico, entre vida y muerte. A menos que hayas conocido el amor, no la conocerás. Has nacido, has vivido y has muerto, pero te lo has perdido. Es una tremenda pérdida,... te lo has perdido por completo, te lo has perdido absolutamente, te has perdido el intervalo entre las dos. Ése intervalo es el pináculo supremo, la experiencia cumbre. Kabir lo llama 'la divina melodía'.