Quantcast

Featured Books The Book of Women El miedo a la intimidad...(1ª parte)

El miedo a la intimidad...(1ª parte)

Me siento tan aprisionada por el miedo a la intimidad y a perder totalmente el control con un hombre… Esta mujer desenfrenada se encuentra encerrada dentro de mí. Cuando de tanto en tanto la dejo salir, los hombres generalmente se aterrorizan, por lo tanto ella vuelve a invernar, juega sobre seguro y está totalmente frustrada. ¿Por favor, podrías hablar sobre este miedo a la intimidad?

El género humano, especialmente el género femenino, padece muchas enfermedades. Hasta ahora las así llamadas civilizaciones y culturas han estado psicológicamente enfermas. Jamás se han atrevido siquiera a reconocer sus enfermedades; y el primer paso de un tratamiento es reconocer que estás enfermo. La relación entre el hombre y la mujer ha sido particularmente antinatural. Debemos recordar algunos hechos. Primero: el hombre tiene capacidad para un sólo orgasmo; la mujer está capacitada para tener múltiples orgasmos. Esto ha creado un tremendo problema. No hubiese habido ningún problema si no se les hubiese impuesto el matrimonio y la monogamia; parece ser que no era ésa la intención de la naturaleza. En segundo lugar: la experiencia sexual del hombre es local, genital. Éste no es el caso de la mujer. Su sexualidad, su sensualidad, está extendida por todo su cuerpo. Ella precisa más tiempo para excitarse y antes de que llegue a estar realmente excitada, el hombre ha terminado. Le da la espalda y empieza a roncar. Durante miles de años, millones de mujeres alrededor del mundo han vivido y muerto sin conocer el más extraordinario regalo natural: el goce orgásmico. Fue una protección para el ego del hombre. La mujer necesita un largo juego amoroso para que todo su cuerpo empiece a estremecerse de sensualidad, y aquí surge el peligro: ¿Qué hacer con su capacidad de múltiples orgasmos?