Quantcast

Featured Books The Book of Women LA CONSPIRACION DEL HOMBRE (4ª parte)

LA CONSPIRACION DEL HOMBRE (4ª parte)

Pero durante siglos, media humanidad no ha conocido el orgasmo. Y, porque la mujer no ha conocido el orgasmo, no pienses que el hombre está en mejor posición, por el hecho de que ha conocido el orgasmo. Al no provocar un orgasmo en la mujer, él también se ha perdido su propio orgasmo. Así la mujer ha perdido algo increíblemente hermoso, algo sagrado en la tierra y el hombre también lo ha perdido.

El orgasmo no es lo único en lo que la mujer es poderosa. En cualquier parte del mundo, la mujer vive cinco años más que el hombre; la expectativa media de vida de la mujer es cinco años mayor que la del hombre. Lo que significa que tiene mayor resistencia, mayor vigor. Las mujeres se enferman menos que los hombres. Y aún cuando enferman, se curan con mayor rapidez que los hombres. Estos son datos científicos.

Por cada cien niñas, nacen ciento quince niños. Uno se pregunta: ¿por qué ciento quince? Pero la naturaleza lo sabe mejor. Cuando llega el momento de casarlos, los quince excedentes habrán desaparecido. Sólo quedan cien chicos y cien chicas. Las chicas no mueren tan fácilmente... Las mujeres enloquecen menos que los hombres. En realidad, los hombres se vuelven locos con el doble de frecuencia que ellas. Y aún, pese a todos estos factores establecidos por la ciencia, continua la superstición de que el hombre es más fuerte. Sólo en un aspecto es más fuerte; y éste es que tiene un cuerpo musculoso, es un buen trabajador manual: En cualquier otro terreno siente-y ha sentido durante siglos- un profundo complejo de inferioridad. Para eludir este complejo, la única manera es reducir a la mujer a una posición inferior. Y ésta es la única cosa en la que el hombre es más poderoso: en forzar a la mujer. Es más cruel, es más violento y ha obligado a la mujer a aceptar la idea absolutamente falsa de que es débil. Para probar que-la mujer es débil el hombre se ve obligado a condenar todas la cualidades femeninas. Debe decir que son debilidades y que todas esas cualidades juntas hacen de la mujer un ser débil. La verdad es que la mujer posee grandes cualidades y cada vez que un hombre se ilumina, alcanza precisamente las cualidades que ha estado condenando en las mujeres. Las cualidades que se consideran débiles son todas las cualidades femeninas. Y lo extraño es que todas las grandes cualidades caen dentro de esta categoría. Lo que queda son sólo las cualidades animales, brutales.

La fuerza tiene muchas dimensiones. El amor tiene su propia fuerza. Por ejemplo: llevar un niño dentro del vientre durante nueve meses requiere fuerza, temple, amor. Ningún hombre podría sobrellevarlo.