Quantcast

Osho Books I Have Loved Libros que he Amado

Libros que he Amado

En cuarto lugar: ten paciencia por ahora, porque tengo que completar la lista hasta diez. No puedo contar más allá. ¿Por qué diez? Porque tengo diez dedos. Así es como el número diez llegó a existir: diez dedos. El ser humano empezó a contar en sus dedos y así diez se convirtió en un número básico.

En cuarto lugar: El Samayasar de Kundkund. Nunca he hablado de él. Lo decidí muchas veces pero abandoné la idea. Este es uno de los libros más grandiosos que han producido los Jainas, pero es muy matemático; por eso siempre lo he desechado. Amo la poesía. Si hubiera sido poético habría hablado de él. He hablado incluso de poetas no iluminados, pero no de matemáticos o lógicos aunque estén iluminados. Las matemáticas son muy secas, la lógica es un desierto.
Tal vez él está aquí entre mis sannyasins... pero no puede estar. Kundkund fue un maestro iluminado; no puede nacer otra vez. Su libro es hermoso. Eso es todo lo que puedo decir. No diré nada más porque es algo matemático... las matemáticas también tienen su belleza, su ritmo; por eso las aprecio. Tienen su propia verdad, pero es muy limitada, y muy de mano derecha.

Samayasar quiere decir la esencia. Si por casualidad te topas con el Samayasar de Kundkund, por favor, no lo sostengas en tu mano izquierda. Sostenlo en la mano derecha. Es un libro de mano derecha, derecho en todo sentido. Por eso es que me he negado a hablar de él hasta ahora.
Está tan derecho que siento algo de aversión por él- por supuesto, con lágrimas en los ojos- porque conozco la belleza del hombre que lo escribió. Amo a Kundkund, y odio desde mis entrañas su expresión matemática.
Gudia, puedes tener un poquito más de libertad, porque tengo que hablar de otros cuatro libros. Si quieres, puedes salir nuevamente.