Quantcast

Osho on Osho

No tengo ninguna enseñanza, ninguna doctrina, ninguna disciplina que entregarte. Todo mi esfuerzo consiste en despertarte. No es una enseñanza – es sólo agua fría lanzada a tus ojos. Y cuando te despiertes, no encontrarás que tú eres como yo – una copia de mi. Tú serás sólo tú mismo – ni un Cristiano, ni un Hindú, ni un Mahometano... una flor única.