Quantcast

Osho Creando un Mundo Consciente

Creando un Mundo Consciente

<< Back

Osho,
El otro día escuché que mencionaste la idea de una academia de meditación, y una academia para hacer del cuerpo un todo orgánico. ¿Podrías hablar más de esto y de cómo ves a tales academias complementándose una a la otra?
 
Esta es una de las más complicadas preguntas. No parece serlo porque tú no estás consciente de que por siglos el hombre ha estado diciendo toda clase de cosas negativas de la vida. Hasta torturar tu cuerpo ha sido una disciplina espiritual. 
 
Mi idea de tener una academia es para que la ciencia se convierta por primera vez en intencional y no accidental. Hasta ahora la ciencia ha sido accidental. Las personas han tropezado con los descubrimientos, con los inventos. Inclusive descubrimientos fueron hechos para algo que no se estaba buscando, andando a tientas en la oscuridad sin ningún sentido de dirección. Y obviamente los políticos del mundo – que gustaban más y más de tener poder destructivo en sus manos – inmediatamente tuvieron la idea de esclavizar a los científicos. Ahora cada científico es esclavo de alguna nación, de algún gobierno y funciona sólo para propósitos que son anti-vida, destructivos. Mientras pueda encontrar las cosas más destructivas, será mejor apreciado por los gobiernos, mejor recompensado. 
 
Mi idea de una academia es de ciencia creativa que conscientemente evitará cualquier cosa que destruya la vida y verá y buscará solamente por aquello que realce la vida. Esta academia no puede ser sólo de ciencia porque la ciencia es sólo una parte de la realidad humana. La academia tiene que ser comprensiva, tiene que ser para la creatividad, para el arte, para la conciencia; por ello tendrá tres divisiones mayores, no separadas, sino sólo por razones arbitrarias para ser denominadas por separado.
 
La cosa más fundamental será crear métodos, técnicas, maneras de elevar la conciencia humana, y ciertamente esta conciencia no puede ir en contra del cuerpo, esta conciencia reside en el cuerpo. Estos no pueden ser vistos como contrarios uno al otro, de todas las formas se apoyan. Yo te digo algo y mi mano hace un gesto sin que yo tenga que decirle a la mano. Hay una profunda sincronía entre yo y mi mano. Tú caminas, comes, bebes y todas estas cosas indican que tú eres un cuerpo y conciencia como un todo orgánico. No puedes torturar al cuerpo y elevar tu conciencia. 
 
El cuerpo debe ser amado – tienes que ser un gran amigo.
 
Es tu hogar, tienes que limpiarlo de toda porquería, y tienes que recordar que está a tu servicio continuamente, día a día. Incluso cuando estás dormido, tu cuerpo está continuamente trabajando para ti, digiriendo, transformando tu comida en sangre, desechando del cuerpo las células muertas, trayendo nuevo oxígeno, oxígeno fresco al cuerpo – y tú estás dormido. Está haciendo todo para tu supervivencia, por tu vida, aunque eres tan desagradecido con tu cuerpo que nunca le has agradecido siquiera. Por el contrario, tus religiones te han estado enseñando a torturarlo: el cuerpo es tu enemigo y tienes que liberarte de tu cuerpo, sus ataduras.
 
Yo también sé que eres más que sólo el cuerpo y no hay necesidad de tener ataduras. Pero el amor no es una atadura, la compasión no es una atadura. El amor y la compasión son absolutamente necesarios para tu cuerpo y su alimento. Y mientras mejor tienes tu cuerpo, mayor posibilidad hay de crecer en conciencia. Es una unidad orgánica. 
 
Una clase totalmente nueva de educación es necesaria en el mundo en donde fundamentalmente todos son introducidos a los silencios del corazón – en otras palabras en entreions -- donde todos tienen que ser preparados para ser compasivos con su propio cuerpo. Porque a menos que seas compasivo hacia tu propio cuerpo, no puedes ser compasivo hacia ningún otro cuerpo. Es un organismo vivo, y no te ha hecho ningún daño. Ha estado continuamente en servicio desde que fuiste concebido y lo estará hasta que mueras. Hará todo lo que te gustaría hacer, hasta lo imposible, y no te será desobediente. Es inconcebible crear mecanismo tal que sea tan obediente y tan sabio. 
 
Si te vuelves consciente de todas las funciones de tu cuerpo, te sorprenderás. Nunca te has puesto a pensar lo que tu cuerpo ha estado haciendo. Es tan milagroso, tan misterioso. Pero nunca te has puesto a verlo. Nunca te has molestado en familiarizarte con tu propio cuerpo y pretendes amar a otras personas. No puedes, porque esas otras personas también aparecen ante ti como cuerpos. El cuerpo es el más grande misterio en el todo de la existencia. Este misterio necesita ser amado – sus misterios, sus funcionamientos ser íntimamente investigados. 
 
Las religiones desafortunadamente han ido absolutamente contra el cuerpo. Pero eso da una pista, una indicación definitiva de que si un hombre aprende la sabiduría del cuerpo y el misterio del cuerpo, nunca se molestará acerca de los sacerdotes o acerca de Dios. Ha encontrado lo más misterioso dentro de él mismo, y dentro del misterio del cuerpo está el mismo destello de tu conciencia. 
 
Una vez que te has hecho consciente de tu conciencia, de tu ser, no hay Dios sobre ti. Sólo una persona así puede ser respetuosa hacia otros seres humanos, otros seres vivos, porque todos ellos son tan misteriosos como lo es él mismo, diferentes expresiones, variedades que hacen a la vida más rica. Y una vez que un hombre ha encontrado conciencia en sí mismo, ha encontrado la llave hacia lo fundamental. 
 
Ninguna educación que no te enseña a amar tu cuerpo, no te enseña a ser compasivo con tu cuerpo, no te enseña cómo entrar en sus misterios, será nunca capaz de enseñarte cómo entrar a tu propia conciencia. El cuerpo es la puerta – el cuerpo es el trampolín. Y cualquier educación que no toca el tema de tu cuerpo y conciencia no solamente está absolutamente incompleta, es fundamentalmente dañina porque continuará siendo destructiva. 
 
Si sólo el florecimiento en ti de la conciencia te previene de la destrucción.
 
Y te da una tremenda urgencia de crear – de crear más belleza en el mundo, de crear más confort en el mundo. Es por eso que incluyo el arte como la segunda parte de la academia. El arte es un esfuerzo consciente de crear belleza, de descubrir la belleza, de hacer tu vida más disfrutable, de enseñarte a bailar, a celebrar. Y la tercera parte es ciencia creativa.
 
El arte puede crear belleza, la ciencia puede descubrir la verdad objetiva, y la conciencia puede descubrir la realidad subjetiva. Estas tres juntas pueden hacer completo cualquier sistema de educación. Todo lo demás es secundario, puede ser útil para propósitos mundanos, pero no es útil para el crecimiento espiritual, no es útil para traerte las fuentes de gozo, amor, paz, silencio. Y un hombre que no ha experimentado el éxtasis interno ha vivido en vano, innecesariamente. Ha vegetado, se arrastró a sí mismo del útero a la tumba pero no pudo bailar y no pudo cantar y no pudo contribuir con nada al mundo. 
 
De acuerdo conmigo una persona religiosa es aquella que contribuye al mundo con la belleza, con la alegría, con la felicidad, con la celebración que no estaba ahí – algo nuevo, algo fresco, algunas flores más. Pero la religión nunca ha sido definida de la manera como yo la estoy definiendo. 
 
Todas las formas en que la religión ha sido definida se han probado absolutamente feas y equivocadas. 
 
Pero no han ayudado a la humanidad a elevarse a las alturas del gozo y la belleza y el amor. Han hundido a la humanidad entera en miseria y sufrimiento, no te han enseñado libertad. Por el contrario, te han forzado en toda clase de esclavitud en nombre de la obediencia. ¿Obediencia hacia quién? Obediencia hacia los sacerdotes, obediencia hacia aquellos que tienen dinero, obediencia a aquellos que tienen poder – en corto, obediencia a todos los intereses conferidos. Una pequeña minoría ha estado esclavizando la humanidad entera por siglos. Sólo una educación acertada puede transformar esta fea y enferma situación. 
 
Mi idea de una Academia Mundial de Ciencia Creativa, Arte y Conciencia es realmente en otras palabras mi visión de una religión real. El hombre necesita un mejor cuerpo, un cuerpo más sano. El hombre necesita más conciencia, un ser alerta. El hombre necesita toda clase de conforts y lujos que la existencia está lista para entregar. 
 
La existencia está lista para darte el paraíso aquí ahora, pero tú sigues posponiéndolo – está siempre después de la muerte. 
 
En Sri Lanka un gran místico estaba muriendo... Era venerado por miles de personas. Todos se reunieron a su alrededor. Él abrió los ojos: sólo unos cuantos suspiros más en esta orilla y se habría ido, se habría ido para siempre. 
Todos estaban ansiosos por escuchar sus últimas palabras. El viejo hombre dijo, “Yo les he estado enseñando por toda mi vida acerca de la beatitud, el éxtasis, la meditación. Ahora voy a la otra orilla. No voy a estar más disponible. Ustedes me han escuchado, pero nunca han practicado lo que les he estado diciendo. Siempre han estado posponiéndolo. Pero ahora no tiene caso posponerlo, yo me voy. ¿Está alguien listo para irse conmigo?” 
Hubo un gran silencio, se podía oír el vuelo de una mosca. Las personas comenzaron a mirarse unas a otras pensando que, tal vez este hombre que ha sido discípulo por cuarenta años... Él podría estar listo.. Pero él estaba mirando a los demás – nadie se había levantado. 
Sólo desde muy atrás un hombre levantó su mano. El gran místico pensó, “Por fin, cuando menos una persona tiene el suficiente valor.” 
Pero ese hombre dijo, “Por favor déjame aclararte por qué no estoy de pie. Sólo he levantado mi mano. Yo quiero saber cómo llegar a la otra orilla, porque hoy por supuesto no estoy listo. Hay muchas cosas que están incompletas: un invitado ha llegado, mi hijo menor se casa, y hoy no puedo ir – y tú dices que de la otra orilla, tú no puedes regresar. 
"Algún día, por supuesto que un día, yo iré y me encontraré contigo. Si sólo pudieras explicarnos una vez más – aunque nos has estado explicando toda tu vida – sólo una vez más cómo llegar a la otra orilla. Pero por favor recuerda que yo no estoy listo para ir ahora mismo. Sólo quiero refrescar mi memoria para que cuando el momento adecuado llegue...” 
 
Ese momento adecuado nunca llega. 
 
Esta no es solamente la historia sobre ese pobre hombre, es la historia de millones de personas, de casi todas. Ellos esperan el momento adecuado, la correcta constelación de estrellas… Ellos consultan la astrología, van con el palmista… investigan de diferentes maneras lo que va a suceder mañana. 
 
Mañana no ocurre – nunca ha sucedido. Es simplemente una estúpida estrategia de postergamiento. Lo que sucede es siempre hoy. 
 
Una correcta forma de educación enseñará a las personas a vivir aquí-ahora, a crear un paraíso de esta tierra, no a esperar a que llegue la muerte y no a ser miserable hasta que la muerte detenga tu miseria. 
 
Deja que la muerte te encuentre bailando y gozoso y amoroso. Es una experiencia extraña que si un hombre puede vivir su vida como si estuviera ya en el paraíso, la muerte no puede llevarse nada de la experiencia de ese hombre. 
 
Mi acercamiento es enseñarte que este es el paraíso, no hay paraíso en ningún otro lado, y no se necesita preparación para ser feliz. No se necesita ninguna disciplina para ser amoroso; sólo un poco de atención, sólo estar espabilado, sólo un poco de entendimiento. Y si la educación no puede darte este poco de entendimiento, no es educación. 
 
Mi concepción de una academia mundial significa que el mundo entero debería tener la misma educación de meditación, de arte, de ciencia creativa.
 
Si nosotros podemos crear un sistema de educación sano alrededor del mundo, entonces las divisiones de la religión y la discriminación entre blanco y negro y entre naciones, la fea política que existe debido a ello, y la estúpida conducta del hombre preparándose continuamente para la guerra... 
 
Cada vez que veo un soldado no puedo creer que ese hombre tiene mente del todo. Ni siquiera los animales se vuelven soldados. Pero el hombre parece tener un solo interés: cómo matar, cómo matar más eficientemente, cómo continuar afinando los instrumentos para matar. 
 
Una correcta educación te enseñará a encontrar tu propia música y a aprender el baile y a no ser tímido; cómo celebrar las cosas pequeñas de la vida y dar vida al planeta entero. Es sólo uno, hasta donde sabemos, donde la gente puede amar, donde la gente puede meditar, donde las personas pueden convertirse en budas, donde personas como Sócrates y Lao Tzu pueden existir. 
 
Somos los más afortunados de estar en este pequeño planeta. Es uno de los planetas más pequeños del universo, pero incluso las más grandes estrellas, millones de veces más grandes que esta tierra, no pueden procamar un solo Albert Einstein, o un Jesús o un Yehudi Menuhin. Es extraño que en este vasto universo la existencia ha sido exitosa sólo en este pequeño planeta para crear un poco de conciencia, un poco de vida. Ahora está en tus manos crecer desde este pequeño inicio hacia las alturas infinitas que son nuestro potencial y que son nuestro derecho al nacer. 
 
Hasta ahora la educación no ha estado en la dirección correcta. Ha estado torturando a la gente innecesariamente con historia, con geografía. Si alguien está interesado, estas materias deberían estar disponibles. Si alguien está interesado en saber sobre Constantinopla, entonces deja que aprenda. Y si alguien está interesado en conocer acerca de Genghis Kan, Tamerlane, déjalo conocer. Pero no hay necesidad de enseñarle a la gente compulsivamente todo el sin-sentido y la basura que ha sucedido en el pasado. Eso es tan estúpido y tan increíble. Enseñarle a la gente que ha habido personas como Genghis Kan y Nadirshah y Tamerlane y Alejandro Magno es enseñar a la gente acerca del lado equivocado de su ser.
 
Yo he estado peleando en las universidades, “¿Por qué no enseñas sobre Sócrates? ¿Por qué no enseñas sobre Chuang Tzu? ¿Por qué no enseñas sobre Bodhidharma…?” Ellos son el lado correcto de la conciencia. 
 
Y enseñar sobre la clase incorrecta de gente te da la idea de que está perfectamente bien si estás mal. Si despacio vas a ser un Genghis Khan, eso está perfectamente bien. No estás haciendo nada nuevo, el hombre siempre ha estado haciendo esto. 
 
Tenemos que separar la historia, cortar todas esas malas personas y proteger a nuestros niños
 
de ser condicionados a que el hombre no ha tenido que ver con nada más que con la guerra, con pelear, con la competencia, la avaricia. Deberíamos enseñar a nuestros hijos no lo que ha sido sino lo que puede ser – no el pasado, sino el futuro. ¿Para qué desperdiciar tanto tiempo en enseñar materias que no son significativas en la vida existencial actual y no darles una sola dirección acerca del arte del amor, el arte de la vida, el significado de la existencia, preparación para la muerte con gozo, el silencio y la meditación? Todo lo esencial está faltando, y lo que es no-esencial y absolutamente estúpido está siendo forzado. 
 
Ellos dicen, la historia se repite. La historia no se repite. Es nuestra estupidez que seguimos y seguimos enseñando la misma cosa a cada generación. Los pobres niños son condicionados a imitar a los mismos grandes héroes que fueron en realidad criminales, no héroes. Sólo un solo hombre, Genghis Khan, mató a cuarenta millones de personas. Es mejor tirar toda la información acerca de estas personas de la educación. Da una educación acerca de la danza de Shiva, la flauta de Krishna. Enséñales aquello que ha sido hermoso y bueno para que se acostumbren a que todo lo bueno es natural, y lo mano es accidental – que lo malo no sucede, nunca ha sucedido, y lo bueno es absolutamente normal. 
 
Ser un buda no es algo anormal. Debería ser enseñado a cada niño que ser un buda es un fenómeno natural. Cualquiera que sea suficientemente sabio va a convertirse en buda. Tú te vas a convertir en un buda. 
 
La más grande revolución tiene que suceder en la educación y sus sistemas; de otra forma el hombre continuará repitiendo la historia. 
 
Ahora, tiempo para el silencio y tiempo para la risa... 
 
Hymie Goldberg llega a casa del trabajo una tarde y Becky le dice, "¿Fuiste a la tienda y recogiste las fotos como te pedí? ¡Seguro que no lo hiciste! ¡Nunca me escuchas! ¡Nunca te acuerdas de nada! Ah. Sí las recogiste. Bueno, gracias a Dios, es un milagro. Déjame verlas. Esta foto es terrible y esta es todavía peor. ¡Dios mío! ¡Esta es horrible! ¡Y esta otra es un desastre! De hecho, ¡Estas son las peores fotografías que he visto en mi vida! ¡No puedes hacer nada bien! ¡No sabes manejar como se debe, no sabes ni siquiera cambiar un fusible! ¡No eres afinada al cantar, y como fotógrafa eres lo peor! ¡Sólo mira estas fotos: en todas las que me tomaste siempre salgo con la boca abierta!" 
 
Una prostituta reformada está dando testimonio en una esquina con el Ejército de la Salvación. Puntualiza su discurso golpeando en un enorme tambor.
"¡Yo solía ser una pecadora!", grita. 
BUM! Suena el tambor.
"¡Yo solía ser una mala mujer!", vocifera.
BUM! 
"¡Yo solía tomar!" 
BUM! 
"¡Apostar!" 
BUM! 
"¡Acechar a los hombres!" 
BUM! BUM! 
"¡Yo solía enloquecer los sábados por la noche hasta tocar el infierno!"
BUM! BUM! BUM! 
"¿Y ahora qué es lo que hago los sábados por la noche?", chilla.
"¡Pararme en la esquina a golpear este pinche tambor!"
 
 
Osho,Om Shantih Shantih Shantih, Chapter 27
 

<< Back