Quantcast

Osho ¿Qué es el Buscador del Futuro?... ¿o el Futuro del Buscador?

 
Osho,
En una de tus últimas cartas a los terapeutas tu secretaria dijo que dejabas de lado el sannyas externo a favor del sannyas interno. ¿Podrías por favor hablar un poco más de este tema? 
 
He estado trabajando duro para dejar de lado todo aquello que es externo, para que lo único que quede en vosotros por explotar sea lo interno.
 
Si no es así, la mente del hombre es una mente muy inmadura. Empieza quedandose atrapada con los símbolos externos. Es lo que ha sucedido con todas las religiones del mundo. Empezaron todas muy bien pero después se descarriaron. Y la razón es que se enfatizó tanto lo externo que la gente se olvidó completamente de lo interno. Satisfacer lo externo era tan absorvente que no quedaba espacio si siqueira para recordar nuestro viaje interior, que es básicamente el significado de religiosidad.
 
Si os fijaís en los llamados santos, sabios, mahatmas, su vida, os quedareís sorprendidos. Son más superficiales que vosotros.
 
Una vez estaba viajando con un monje Hindú muy famoso. Era gracioso ver que toda su vida, durante las 24 horas estaba ocupado en cosas no esenciales. Por ejemplo, no comía nada, solo bebía la leche de una vaca. Y la gente lo veneraba por algo que no es ningún logro. Todos los cachorros de los animales hacen lo mismo cuando nacen. Y la leche no podía ser de otro animal que no fuera una vaca. La leche de las búfalas no servía. En realidad, es más rica, tiene más vitalidad. 
 
Pero la tradición Hindú nunca ha tenido en cuenta a la búfala. Y la vaca tiene que ser de color completamente blanco. Yo estaba sorprendido porque esto es algo muy extraño. Cualquier otro color, particularmente el negro, incluso manchas negras en la vaca blanca, no era aceptable para el santo. Antes de comprometerse ayunaría. Por eso sus seguidores siempre llevaban cuatro o cinco vacas, vacas absolutamente blancas, a cualquier sitio que fuera. Porque es muy difícil encontrar una vaca de color completamente blanco.Le pregunté, “¿Qué pasa? ¿Qué hay de malo en una vaca marrón o en una vaca negra? ¿O con una vaca con manchas de diferentes colores?” El contestó “La Blancura es el símbolo de la santidad” Dios mío! La vaca tiene que ser santa para ti e incluso la vaca más negra dará la leche más blanca. Deberías mirar a la leche, no a la vaca. ¿Quién te pide que bebas leche negra? 
 
Y era tan desconfiado con la gente, y en este pais particularmente nunca puedes estar seguro sobre la leche. No puedes estar seguro sobre nada. Ni siquera puedes estar seguro sobre las medicinas de las que depende tu vida. Y el doctor quizá simplemente te está dando inyecciones de agua coloreada.
 
Miles de personas han fallecido debido al fraude que existe en todo. La etiqueta es correcta pero no puedes saber lo que hay dentro. Y respecto a la leche, todo el mundo sabe que se mezcla con agua.
 
Cuando yo era estudiante, todo el mundo le preguntaba al hombre que traía la leche para los estudiantes del hostal, “¿Mezclas la leche con agua?” 
Y el contestaba, "Puedo jurar sobre cualquier cosa” Y su hijo solía traer la cuba de la leche con él y el ponía su mano sobre la cabeza del hijo y decía, “Este es mi hijo. Y juro sobre su cabeza que nunca en mi vida he mezclado agua con la leche”.
Un día le pedí que entrara a mi habitación. Cerré la puerta . El dijo, “¿Qué haces? ” 
Le contesté, "Solo un poco de privacidad." Y le pregunté "No puedo creer que la leche que bebo no está mezclada con agua. Cómo te las arreglas para hacer el juramento?” 
Dijo, "Es muy sencillo. Pero no se lo digas a nadie. Nunaca mezclo agua con la leche. Siempre mezclo leche con el agua. Es muy simple. Por eso puedo prestar el juramento, porque nunca lo he hecho. Simepre mezclo la leche con el agua. Nadie me pregunta por eso. "
 
Este monje Hindú era tan suspicaz que la vaca tenía que ser ordeñada delante suyo. Yo le dije, "¿Qué clase de avance religioso, qué clase de estado de consciencia estás logrando con todas estas estupideces? Tienen que cargar con cinco vacas ahí donde vayas. Luego tú tienes que estar enfrente mientras las ordeán. Como si toda tu espiritualidad dependiera de esta estupidez."
 
Esto era solo un ejemplo. Así funcionaba las veinticuatro horas. Ninguna mujer podía acercarsele a menos de nueve pies. Sus discçipulos estaban continuamente midiendo la distancia entre la mujer que había venido para verle. Tenían que ser exactamente nueve pies. 
Yo le dije, "¿Qué es esta tontería?"
El contestó, "No lo entiendes. Una mujer tiene una fuerza magnética pero su radio es de solo nueve pies. "
Le dije, "¿De dónde has sacado esta idea?"
Contestó, "Mi maestro. Y a él se lo dijo su maestro. Se pasa en secreto, de oído a oído, de generación en generación."
Le dije, "Qué extraño, puedes avalarlo con alguna escritura?"
Contestó, "No, es una tradición privada. Las Escrituras son públicas. Mi maestro no puede decepcionarme."
 
Naturalmente su maestro no puede decepcionarle. Y nadie sabe quién fue el idiota que empezó con esa idea. Cuando iba a algún sitio lo primero que preguntaba era, `¿Ha estado alguna mujer aquí?'
 
No podía sentarse en ningún sitio donde se hubiera sentado una mujer a menos de que hubieran pasado nueve minutos. Igual que el radio. Los nueve pies funcionan con el espacio y los nuevo minutos con el tiempo. Después de los nueve minutos podía sentarse, pero no antes.
Le dije, "Estas viviendo una vida de fobías. Esto no es santidad. Vives en un miedo constante. En toda tu vida, día y noche, lo único que existe es el miedo.
Y has estado tan focalizado en cosas externas que no tienen ningún significado, que no veo que tengas tiempo para lo interior." Todas las religiones se han focalizado en lo exterior. Yo estoy intentando dejar de lado todo lo que es externo. My gente no tiene disciplina externa. No tienen obsesión por lo externo..
 
Toda su energía y su esfuerzo tienen que ser dirigidos hacia el interior. La vida es corta y el tiempo es demasiado precioso. No podeis perderlo en cosas innecesarias. Y podeís ver mucha gente alrededor perdiéndolo en cosas innecesarias.
 
Un shankaracharya estaba en Delhi y un hombre pobre, se levantó en la hora para preguntas y le preguntó sobre lo esencial, qué era y cómo llegar a conseguirlo.
El shankaracharya lo miró. Iba vestido de una forma muy sencilla, un pantalón, una camisa, y se puso furioso. El shankaracharya dijo, "Como osas preguntar sobre lo esencial. Y estás llevando un pantalón largo. Primero responde. ¿Llevas el yoga pavid, el tejido Hindú debajo de tu camisa? Y cuando orinas, ¿orinas de pie o sentado? "
 
Todos se rieron, el pobre hombre dijo, "Con pantalón es muy difícil sentarse y todos los urinarios que tenemos en las oficinas son para que podamos orinar de pie."
El dijo, "Esto va en contra de la religión Hindú. ¿Sabes de algún profeta de los Vedas que orinara de pie? ¿Y que hay del yoga pavid? ¿Te lo pones en el oído? "
Dijo, "En realidad, no tengo ninguno. " Le contestó, "Esto es demasiado. Vas a sufrir el fuego del infierno, porque si mientras estás orinando no te pones el yoga pavid en el oido, eres vulnerable a todo tipo de influencias del demonio. Ese es el momento cuando el demonio entra en las personas."
 
Todo esto viene de un shankaracharya que se supone es la cabeza de la religión Hindú. Como si la preocupación de la religión fueran los urinarios, el pavid y proteger a la gente del demonio. Y los Hindús han estado haciendo esto pero no creo que de ninguna manera estén protegidos del demonio. Son tan humanos como las personas de cualquier otro lugar.
 
Quiero que mi gente lo entienda claramente. Ni vuestras ropas, ni vuestras disciplinas , ni ninguna otra cosa que os haya sido facilitada a través de la tradición y que vosotros hayais aceptado como una creencia, os va a ayudar en nada. Lo único que puede crear una revolución en vosotros es ir más allá de la mente, hacia el mundo de la consciencia. Excepto esto, ninguna otra cosa es religiosa. Pero para empezar, y para empezar en un mundo que está demasiado obsesionado con las cosas externas, tuve que empezar sannyas también con cosas externas. Cambiar vuestra ropa a naranja, llevar el mala, meditar, pero el énfasis estaba solo en la meditación.
Pero me encontré con que la gente puede cambiar su ropa muy facilmente pero no pueden cambiar sus mentes. Pueden llevar el Mala, pero no pueden irse hacia su consciencia. Y porque van de naranja, llevando un Mala, teniendo un nuevo nombre, empiezan a creer que se han convertido en sannyasins.
 
Sannyas no es tan barato. De ahí que ahora es el tiempo, y vosotros estáis lo suficientemente maduros para acabar con la primera fase. Si os gusta el color naranja, el color rojo, es perfecto; no os puede hacer ningún daño, pero tampoco os va a servir de ninguna ayuda. Si os gusta el Mala, si os gusta mi fotografía ahí, es simplemente vuestro ornamento, pero no tiene nada que ver con religión. O sea que ahora reduzco la religión a su absoluta esencialidad. Y esto es meditación. Si estáis meditando y llegando a un estado más alto en vuestra consciencia, los pensamientos quedan relegados. Experimentais que vuestro cuerpo está fuera de vosotros, vuestra mente está fuera de vosotros, y vosotros estáis en el medio, el centro del ciclón, en completo silencio, en una belleza absoluta, en una gran luz, en una realización total. Excepto el proceso de meditación, todo el resto es no esencial.
 
No quiero que mi gente se pierda en lo no esencial. Al principio era necesario. Ahora, después de años escuchándome, entendiéndome, estáis en una posición de ser liberados de toda la exclavitud externa. Y por primera vez podeis ser realmente sannyasins solamente si os moveis hacia el interior. .
Osho,
The Last Testament Vol. 6, Chapter 12