Libro
- also available as Libro digitales (English) Libro (English) También conocido como
INGLÉS ORIGINAL : Destiny, Freedom, and the Soul

Osho Libro: Destino, libertad y alma

 

Availability: En existencia

€ 0,00
Comprar en

Destino, libertad y alma

¿Cuál es el significado de la vida?
Osho explora algunos de los más profundos misterios de la existencia humana sobre los que la mayoría de nosotros nos hemos preguntado en algún momento de nuestras vidas. —¿Tiene mi vida un sentido o un propósito especial? ¿Existe realmente algo parecido al “alma”, y si es así, en que consiste?

La serie «Esenciales para la Vida OSHO» se centra en las preguntas más importantes sobre el individuo. Cada volumen contiene investigaciones y discusiones intemporales, y siempre contemporáneas, orientadas a nuestra vida interior y calidad de existencia acerca de las cuestiones fundamentales para nuestra búsqueda personal de significado y propósito.

Destino, libertad y alma analiza en profundidad las preguntas más importantes: ¿Existe en realidad el «alma»?, y si es así, ¿qué es? ¿Cómo se relaciona con el concepto del karma? ¿Tiene nuestra vida un significado o propósito especial?

Este libro incluye un DVD con una charla original de OSHO. Este componente visual permite al lector experimentar de primera mano la sabiduría y el sentido del humor del conocido místico contemporáneo.
 
 
Libro - Detalles Tabla de contenidos
 
Editorial Planeta (Spanish)
288
Incluye DVD de 90 min: La vida es un misterio que hay que vivir
9788408103721
    Introducción
    #1: El misterio de “quién soy yo”
    #2: En busca de significado
    #3: El yo, el no-yo y la reencarnación
    #4: Destino, sino y karma
    #5: En busca de la libertad
 
 
 
Extracto de Destino, libertad y alma:
Introducción
"El hombre es una búsqueda; no es una pregunta sino una búsqueda. Una pregunta puede ser resuelta intelectualmente, pero una búsqueda ha de resolverse existencialmente. No se trata de buscar unas respuestas para unas preguntas, sino de buscar una respuesta para nuestro ser.
Es una búsqueda, porque las preguntas son referentes a los demás. Una búsqueda solo tiene que ver con uno mismo. El hombre se busca a sí mismo. Sabe que es, pero también sabe que no sabe quién es. Por lo tanto, desde el momento que nace empieza a surgir una gran búsqueda en la capa más profunda de cada ser humano. Podemos reprimir esa búsqueda, podemos desviar la búsqueda, podemos sustituir esa búsqueda por otras búsquedas, pero no podemos eliminarla. No hay forma de eliminarla porque es intrínseca a la naturaleza humana. Es algo intrínseco a la conciencia saber qué es.
Esa búsqueda es nuestra verdadera naturaleza, y hasta que no se resuelve, seguimos buscando. Por supuesto, hay 999 formas de equivocarse, y solo una forma de acertar – así que la búsqueda está llena de riesgos. No es sencilla; es muy complicada – y es muy raro que una persona lo consiga. Pero hasta que no lo consigas, seguirás estando en agonía, en confusión. Seguirás siendo un grito en el desierto. No conocerás la alegría. Sin conocerte a ti mismo, ¿cómo vas a estar alegre? Sin conocerte a ti mismo, no hay bendición.
Oirás palabras como “satisfacción” “felicidad”, pero solo serán palabras. No tendrán ningún contenido para ti. El contenido ha de ser aportado por tu experiencia. Solo serán palabras vacías, harán mucho ruido a tu alrededor pero no significarán nada.
La búsqueda es intrínseca a la naturaleza humana. Pero enseguida surge el problema de las muchas formas de equivocarse que hay, ¿cómo encontrar el camino correcto?
Carlyle dijo: “El infortunio de un hombre tiene su origen en su grandeza. Hay algo infinito en él así que no puede conseguir enterrarse a sí mismo por completo en lo finito”.
Hay algo en ti que es más elevado que tú, más grande que tú, y no hay forma de enterrarlo en alguna parte en lo finito. Puedes verlo en tu propia vida. Puedes perseguir dinero y poder, pero cada vez que lo consigas, sentirás que has fracasado. Cada vez que tengas éxito, lo único que ese éxito te traerá será la conciencia del fracaso. Hay dinero pero tú estás tan insatisfecho como siempre, o más aún. Hay poder pero tú estás tan impotente como siempre. Nada le hace a uno más consciente de la impotencia que el poder. Nada le hace a uno más consciente de la pobreza interior que la riqueza – por contraste. Puedes ver que por fuera hay riqueza pero por dentro eres un mendigo, todavía deseando, pidiendo, anhelando, buscando.
Por una parte, esto parece ser una desgracia – la desdicha del hombre. Por otra parte, es su grandeza. Carlyle tiene razón cuando dice que el infortunio del hombre tiene su origen en su grandeza. ¿Qué es esta grandeza? Esta grandeza es la capacidad humana de sobrepasarse a uno mismo, de ir más allá de uno mismo, de hacer una escalera de la vida de uno, de saltar fuera de uno mismo. Hasta que ese salto no se haya dado, vivirás en una tierra baldía; nada florecerá allí jamás. Por más que te esfuerces, el desierto seguirá siendo desierto; no encontrarás ninguna flor.
Esas flores solo empiezan a surgir cuando has empezado a llegar cerca de la verdad. Esa es la búsqueda. La búsqueda es el anhelo del ser humano de convertirse en Dios. La búsqueda es el deseo del ser humano de convertirse en verdad. Quieres sentirlo – “soy verdad”. Jamás te sentirás satisfecho con menos de eso." Osho.
 

Email this page to your friend