Libro
- also available as a Libro (English) También conocido como
INGLÉS ORIGINAL : Rebellion, Revolution, and Religiousness

Osho Libro: Rebelión, revolución y religiosidad

 

Availability: En existencia

€ 0,00
Comprar en

Rebelión, revolución y religiosidad

La meditación trae la utopía a la tierra
La rebelión es acción individual, no tiene nada que ver con las multitudes. La rebelión no tiene nada que ver con la política, el poder, la violencia; la rebelión tiene que ver con cambiar la conciencia, el silencio, el ser de las personas. Es una metamorfosis espiritual. El individuo que pasa por una rebelión no combate con nadie sino que lucha con su propia oscuridad.

Rebelión, revolución y religiosidad es, por su temática, uno de los libros más actuales de Osho, el conocido místico contemporáneo que cuestionó todo y nunca se preocupó por lo que la sociedad consideraba «correcto». En estas páginas encontrarás reflexiones y críticas arriesgadas, con palabras sinceras e inteligentes, que desafían el presente y el futuro de la humanidad.

Aborda temas que son fundamentales y, por qué no decirlo, polémicos tales como religión, política y cultura. Todos estos temas son los que encontramos cada día en las portadas de nuestros periódicos y páginas web. Seguramente, este libro hará que cuestiones algo esencial: el arte de la libertad. ¿Qué es libertad?
Para Osho, la meditación es el sendero y la rebelión es el método.

Lectura obligada para los lectores de Osho y necesaria para los que todavía no conocen al místico contemporáneo más importante a nivel mundial.
 
 
Libro - Detalles Tabla de contenidos
 
Ediciones B
125
978-607-480-199-6
    Prefacio
    1. El arte de la libertad
    2. Reforma, Revolución y Rebelión: las tres erres de la evolución humana
    3. Sacerdotes y políticos: parásitos del poder
    4. Cristianismo y comunismo: socios en el mismo engaño para explotar a los pobres
    5. La dictadura es tener el poder en las manos
    6. Libertad no es permisividad
    7. La evolución de la conciencia es la disolución de la sociedad
    8. El terrorismo: tu volcán interno de violencia
    9. La falacia fundamental de las revoluciones
    10. La meditación trae la utopía a la Tierra
    11. Descansa en paz... o en pedazos
    12. El misterio del "sí"
    13. Gnosticismo: las raíces de la rebelión religiosa
    14. La última esperanza: nuestra voluntad de vivir
    15. Anarquismo y conciencia
    16. El compromiso es la dignidad en la horca
    17. Religiosidad y rebeldía: dos nombres para el mismo fenómeno
    18. La meditación es el único acto desinteresado
    19. Una semilla puede reverdecer el mundo entero
    20. Soy parte de la eternidad y tú también, si quieres, puedes serlo
 
 
 
Extracto de Rebelión, revolución y religiosidad:
Prefacio: El primer fundamento es ser rebelde.
Todas las religiones destruyen el potencial de rebelión en los seres humanos. Es obvio, porque enseñar a rebelarse consiste en enseñar a las personas a oponerse a la tradición, las convenciones, la sociedad, la religión. Todos ésos son intereses creados. La rebelión tiene que ser aplastada completamente. Pero en el instante en que el espíritu de rebelión muere en una persona, ésta vive una existencia inerte, porque el espíritu de rebelión es el verdadero espíritu.
Las religiones han enseñado exactamente lo contrario.
Enseñan a creer.
Yo te enseñaré a dudar.
Enseñan a tener fe.
Yo te enseñaré a indagar.
Te dan todo digerido, pero te digo que no te servirá de nada si no lo obtienes con tu propio esfuerzo. Un Dios que te dan en la mano no vale nada.

Unas escrituras sagradas que vienen de la tradición y sólo se repiten como loro son suicidas. Con ellas te estás envenenando porque cuanto más sepas, menor es la posibilidad de que busques, indagues y encuentres.
Cuando te haces a la tonta idea de que ya sabes, no surge la necesidad de investigar. La necesidad de investigar surge solo cuando sientes que no sabes nada. Pero ninguna religión te dice que no sabes nada, sino que te inculca conocimientos, catecismos, doctrinas y dogmas por la fuerza. Llenan tu mente con toda clase de palabras vacías. Una palabra siempre está vacía si no contiene tu experiencia.
Mi palabra no puede ser un alimento para ti. Estará vacía, pues sólo es el recipiente. ¿Cuál es el contenido? No hay manera de comunicar el contenido. Puedo transmitirte el contenedor, la palabra, pero ¿cómo te transmito mi experiencia, que siempre queda atrás? Recibes la palabra y veo en tus manos una palabra vacía y muerta, pues lo que quise expresar, comunicar, transferir se quedó, nunca abandonó mi ser.
Por eso la verdad es inexpresable.
Sólo los tontos insisten en hablar de la verdad.
Esos tontos creen que lo que dicen es la verdad, pero solo dicen bla-bla-blá y nada más. Son charlatanes, y creen que transmiten algo porque no tienen nada más que la palabra. Por eso creen que transmitieron algo. Pero el hombre que sabe no cree que sea posible comunicar la verdad. Sí: puede inspirarte para que indagues, pero no puede transmitirte la verdad como tal.
Así pues, lo primero es el espíritu de rebelión, que implica duda, escepticismo, búsqueda. Y éste requiere mucho valor, porque estarás en contra de todos los que detentan el poder: los políticos, los sacerdotes, los más ricos, los pedagogos de las universidades. Los que ocupan las posiciones de poder.
 

Email this page to your friend