Libro

Osho Libro: Y Llovieron Flores

 

Availability: En existencia

€ 0,00
Buy From

Y Llovieron Flores

Historias y enseñanzas Zen
Algunos encuentros entre maestros Zen y sus discípulos tuvieron tal relevancia que, posteriormente, fueron empleados como Koans por otros maestros para la instrucción. Osho comenta algunas de estas historias zen desvelando su significado más profundo.

Una hermosa y sencilla introducción a aquellos nuevos para el Zen. Mientras comenta once anécdotas zen, Osho explora la búsqueda espiritual, hablando sobre el vacío y la no-mente, el conocimiento y el ser; la creencia y la confianza, la represión y la verdad; sobre la filosofía y la religión, el amor y la divinidad; sobre la muerte y la enfermedad, sobre la alegría vivir en el aquí y el ahora.
 
 
Libro - Detalles Tabla de contenidos
 
Arkano Books
8492092122
14,5 X 21 cm
268
    I. LLUVIA DE FLORES
    II. EL ESTUDIANTE INSOLENTE
    III. EL MAL GENIO
    IV. ¿CUÁL ES EL CAMINO?
    V. ¿ESTÁ MUERTO?
    VI. EL ARTE DEL TIRO AL ARCO
    VII. EL TEMPLO EN LLAMAS
    VIII. LAS CINCO LIBRAS DE TOZAN
    IX. SORDO, MUDO Y CIEGO
    X. VIENDO DOBLE
 
 
 
Extracto de …Y llovieron flores:
I. LLUVIA DE FLORES
Subhuti era uno de los discípulos de Buda.
Él pudo comprender la potencia del
vacío el punto de vista de que nada existe
excepto en su relación de subjetividad
y objetividad.
Un día, cuando Subhuti estaba sentado bajo un
árbol en un estado de sublime vacío, empezaron
a caer flores a su alrededor.
"Te alabamos por tu discurso sobre el vacío",
le susurraron los dioses.
"Pero yo no he hablado del vacío", dijo Subhuti.
"No has hablado del vacío, no hemos oído el vacío",
respondieron los dioses. "Esto es verdadero vacío".
Y cayeron flores sobre Subhuti como lluvia.

“Sí, sucede. No es una metáfora, es un hecho así que no te tomes esta historia metafóricamente. Es literalmente verdad. Porque la totalidad de la existencia se siente feliz, dichosa, extática, incluso cuando es una sola alma quien alcanza lo supremo.
Somos parte de la Totalidad y la Totalidad no es indiferente a nosotros, no puede serlo. ¿Cómo va a ser una madre indiferente a su hijo? Es imposible. Cuando el niño crece, la madre también crece con él. Cuando el niño es feliz la madre también es feliz con él. Cuando el niño danza, algo danza también en la madre. Cuando el niño está enfermo, la madre está enferma. Cuando el niño es desdichado, la madre es desdichada. Porque no son dos; son uno. Sus corazones laten a un mismo ritmo.
La Totalidad es tu madre. La Totalidad no es indiferente a ti. Permite que esta verdad penetre en tu corazón tan profundamente como sea posible, porque incluso esta consciencia de que la Totalidad se siente feliz contigo, te cambiará. Entonces ya no estás alienado, ya no eres un extranjero aquí. Ya no eres un vagabundo, sin hogar, porque todo es un hogar. Y la Totalidad es tu madre, te cuida, te ama. Así que es natural que cuando alguien se convierte en un Buda, y alcanza la cima suprema, toda la existencia danza, toda la existencia canta, toda la existencia lo celebra. Es literalmente verdad. No es una metáfora, recuerda, de otra forma errarás toda la cuestión.
Llueven flores, y continúan lloviendo nunca se detienen. Las flores que llovieron para Subhuti aún siguen lloviendo.
Tú no las puedes ver, no porque no estén cayendo, sino porque no eres capaz de verlas. La existencia continúa la celebración infinitamente, por todos los Budas que han sido, por todos los Budas que están siendo, y por todos los Budas que serán, porque para la Existencia no hay pasado, presente y futuro. Es una continuidad. Es eternidad. Sólo existe el ahora, el ahora infinito.
Aún llueven, pero no puedes verlas.” Osho.
En este título Osho habla sobre los siguientes temas:

realidad.. Diablo… momento… aprender… ira… atención… vacío… ummon… tozan… zengen
 

Email this page to your friend